Indicadores económicos
2017-09-22

Dólar (TRM)
$2.913,96
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,55
Euro
$3.469,06
UVR, Ayer
$251,70
UVR, Hoy
$251,72
Petróleo
US$50,55

Estado del tiempo
2017-09-22

marea

Marea min.: 00 cms.

Hora: 21:21

Marea max.: 18 cms.

Hora: 13:15

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 03 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-09-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

“Negra tenías que ser”: Donde Fidel a Elsy Angulo

ALCIDES ARRIETA MEZA

Por: ALCIDES ARRIETA MEZA

29 de Junio de 2017 12:00 am

La versión dada por la procuradora delegada para los derechos humanos, sobre los hechos acaecidos en el establecimiento de salsa, Donde Fidel en Cartagena, indicarían que fue objeto de  un acto de racismo por parte de los empleados del establecimiento. 

La  servidora pública  sobre el incidente, afirmó: “Mientras estábamos en el tour, me sentí fatigada y me senté en una silla, tan pronto lo hice llegaron tres hombres meseros del negocio y me dijeron que no podía estar ahí sentada. Les pregunté por qué no podía estar ahí sentada, a lo que uno respondió: "porque mi jefe  lo  manda"… observé otra mesa donde había personas en una mesa, sirviéndoles cervezas y en otra también.

Me pregunto qué pensaron estas personas, ¿Bajo qué prejuicio actuaron cuando me senté?, ¿Es esta una negra palenquera, una prostituta, está en condiciones de pagar los precios tan altos que ahí cobran?

El racismo sigue profundizándose en la ciudad de Cartagena, esa soterrada conducta  que  se ejerce  en varios sectores de Cartagena. Este no ha sido el  primer caso,  hechos como los descritos son de común ocurrencia pero que quedan encubiertos por el silencio  de las víctimas.

Los  cuatrocientos años que duró la trata de esclavos, desde  el siglo  XV hasta finales  del siglo XIX, que convirtieron a nuestro territorio  en el  primer  puerto negrero, siguen  surtiendo  sus efectos.

La exclusión económica de las comunidades negras partió de la esclavización  por parte de los “ blancos,” que convirtió a Cartagena  en  el principal puerto  negrero,  trata  que  transportó  más  de 12.4 millones  de africanos,  de los  cuales 1.8 millones fueron arrojados al mar para que fueran  devorados  por los tiburones que seguían a las  naves.

La monstruosa  injusticia  realizada  a nuestras familias  africanas originó  en el mundo de hoy, una economía  moderna racializada y globalizada, basada  en la esclavización, que generaron unas relaciones socioeconómicas y culturales  de desprecio,  humillación hacia las  comunidades negras. Ese es  el peso  de la  historia, no  obstante  la expedición de la Ley  2ª del 21 mayo de  1851,  que abolió  la esclavitud para nuestros hermanos africanos. 

Estos hechos siguen impregnando el ambiente y  es practicado por algunos conscientemente, que ha hecho de Cartagena, territorio fértil para la  discriminación  y la exclusión afro en todas sus formas, segunda ciudad racista  de Colombia.     

Por  ello, no sorprende, lo  acontecido  con  la procuradora  delegada para los derechos humanos, Elsy Angulo, discriminada, según su dicho, económica  y étnicamente, como atinada y valientemente se atreve a sugerirlo. Lo  sucedido, no es una casualidad, por el contrario es conducta que transita  impunemente por algunos sectores de la ciudad y que tiene varias  maneras  de manifestarse.

La  ausencia de políticas públicas  sobre el particular  agrava la situación, por  cuanto,  en ese  y otros  problemas Cartagena, no solo parece  detenida, sino  en franco retroceso, los  efectos de la esclavización y sus  secuelas persisten.  

Hace cuatro años, exactamente  el 13 de Febrero  de 2013, en este  mismo  periódico titulé  mi columna, “ Negro  tenías  que ser “, entonces escribí: "El título de la columna es una de las tantas formas de racismo que se  practican  casi  de manera permanente contra los  negros en Cartagena,  eso  es apenas la punta del iceberg, slogan, que fue objeto de una campaña del Centro de Cooperación Española, el Distrito de Cartagena y de organizaciones afrodescendientes.

El racismo, según Peter Wade, intenta señalar que “lo blanco representa el poder, la riqueza, la civilización, el gobierno, ser cultos, una posición alta en la jerarquía social. Por el contrario, lo negro, lo indígena, es visto como opuestos al progreso y al desarrollo. Los negros no son progresistas, son perezosos, ignorantes, su vida trascurre entre el baile, la música y la  fiesta". Así piensan las racistas, mentes cavernícolas. 

El  racismo  sigue siendo un problema estructural  e  institucional  así  se  ha reconocido, al punto que se expidió la Ley antirracismo, que ha erigido en delito su práctica, igualmente se expidió  la  Ley 725  de 2001, que consagró el día 21 de mayo como día de las negritudes, o de la afrocolombianidad en homenaje a  la abolición legal de la esclavitud en Colombia. La Ley no  cambia la sociedad, las políticas públicas son el eje de su concreción  y estas faltan.

Pero las mentes racistas no han entendido que la esclavitud en su esencia estructural terminó  y aunque la lucha por la libertad, la justicia y la exclusión apenas comienzan, desde esta columna rechazamos categóricamente las distintas expresiones de racismos que en  privado y en público se practican en una ciudad, que como Cartagena es mayoritariamente negra.

Los negros en Cartagena no son solo objeto de la discriminación racial. La  exclusión económica  los  golpea  con más fuerza, los sectores más pobres están habitados por estos, ellos hacen parte de la otra Cartagena, mis hermanos, son los otros, los ningunos, los sisbenizados, los marginados.

“En lo pasado está la historia  del futuro”, dijo José Donoso  Cortés. Esa  historia, la injusticia  de la esclavitud de nuestros ancestros, ha de constituirse en memoria, que aprendida, debe  movernos en unidad hacia la construcción de futuros compartidos, desarrollos incluyentes y fraternalidades permanentes, en la construcción de una ejemplificante hermandad de la familia afro con toda la familia humana, para lo cual es  preciso reconocernos y  reencontrarnos.

En  la construcción de ese  propósito  y  no solo para los negros, sino para todos, creemos que en la educación integral, en la etnoeducación, encontraremos sin duda instrumentos importantes para alcanzar las oportunidades negadas, el desarrollo económico cercenado y  los  derechos humanos conculcados.
Mis respetos  y solidaridad  para la procuradora  delegada para los  derechos humanos, Elsy Angulo.
 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese