Indicadores económicos
2017-11-20

Dólar (TRM)
$3.003,19
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.542,26
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,09
Petróleo
US$56,55

Estado del tiempo
2017-11-19

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 11:42

Marea max.: -11 cms.

Hora: 21:56

Dirección viento: Sur suroeste

Intensidad viento: 8 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-11-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

No es la justicia

CRISTO GARCÍA TAPIA

Por: CRISTO GARCÍA TAPIA

24 de Agosto de 2017 12:00 am

Son los jueces. Algunos jueces. Son los fiscales. Algunos fiscales. Son los magistrados. Algunos magistrados. Son los ministros de Justicia. Algunos ministros de Justicia.

No es la justicia la que se corrompe. Son algunos de los operadores de la justicia, los corrompidos; los que han confundido los instrumentos de la justicia y el derecho, los tangibles y los intangibles, con los suyos de producción, para emprender y generar empresas criminales cuyo fin es el lucro de la Justicia en detrimento catastrófico de la moral pública.

Y en ese contexto, juzgados, fiscalías, tribunales, cortes, el ministerio del ramo, algunos por supuesto, han acabado convertidos en dispensadores de franquicias que se subastan al mejor postor en el mercado de la Justicia y el Derecho, agenciado en las instancias correspondientes por los nuevos fenicios de la política y el poder en Colombia.

Pero no es la justicia la que se ha corrompido. Ni es ella la que se ha convertido en franquiciadora de absoluciones criminosas, fallos torcidos, etc.

No, porque ella sigue incólume en su majestad, soportando las embestidas sin freno de la taifa de belitres entre la que ha sido fraccionada conforme los poderes electorales, clanes familiares y políticos y grupos económicos, lo determinan e imponen en su provecho e intereses.

Son sus agentes, sus operadores en todas las instancias, niveles y jurisdicciones territoriales, algunos por supuesto, los que confundieron su majestad y fortaleza con la cueva de Alí, el leñador árabe, para alzarse con los frutos envenenados, podridos, corrompidos, de la Justicia y el Derecho.

No es la justicia, son “manzanas podridas”, diríase ahora como en su momento se dijo de aquellos militares de diferente graduación que enlodaron otra majestad, la de las Fuerzas Armadas de Colombia en sus diferentes ramas, con crímenes de lesa humanidad, falsos positivos, desapariciones forzadas, torturas, violación de derechos humanos, secuestros de empresarios, desfalcos y otras conductas delictivas, hoy aún en trance de ser calificadas y sancionadas no obstante su probada y comprobada gravedad.

Y todo, porque los operadores de la Justicia a quien correspondió esa tarea, algunos por supuesto, resultaron ser proclives a las mismas mediante procedimientos torcidos de los cuales viene a saberse ahora por el tamaño de las manzanas que desde lo más alto del majestuoso árbol caen podridas.

Ya lo dijimos en otra columna y lo reiteramos en esta: la corrupción conviene, fortalece y reproduce el sistema y por tal, el poder que lo modela, detenta y controla no tiene mayor interés, si es que tiene alguno, en combatirla y acabarla. Ni siquiera, en “reducirla a sus justas proporciones”.
 

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Justamente

Así es bate. La actual aparente arremetida contra la corrupción, no es por iniciativa institucional, sino por el desarrollo natural del fenómeno, como todos los fenómenos, su vida no es infinita...

Justamente

La vida de los fenómenos sociales, políticos y naturales, llegan a su fin, al menos en su apariencia. Mudan entonces. Se observa en medio de esta aparente "arremetida contra la corrupción"; la resiste

Justamente

La resistencia desde la alta dirigencia, a remover la estructura del modelamiento que se ha dado a la dinámica de manejo del Estado en sus relaciones con la sociedad civil, por cierto la gran saqueada

Justamente

El ejemplo que mejor ilustra esta resistencia en este momento preciso. ES TODO EL SABOTAJE, PRIMERO A LOS ACUERDOS DE PAZ CON LAS FARC Y AHORA A SU IMPLEMENTACIÓN. Todo porque eso medio mueve la estr

Justamente

Todo porque eso medio mueve la estructura de las relaciones del Estado con la sociedad civil. Observe el punto de los acuerdos referido a la tierra rural, a este punto le han tirado "rayos y centella"