Indicadores económicos
2017-05-28

Dólar (TRM)
$2.913,47
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.261,92
UVR, Ayer
$250,15
UVR, Hoy
$250,19
Petróleo
US$49,80

Estado del tiempo
2017-05-28

marea

Marea min.: -20 cms.

Hora: 09:18

Marea max.: 25 cms.

Hora: 01:13

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-05-28

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

No son de poca monta

ALBERTO ABELLO VIVES

Por: ALBERTO ABELLO VIVES

17 de Septiembre de 2016 12:00 am

Entre las conversaciones preliminares y los posteriores diálogos de La Habana pasaron más de cuatro años de expectativas, incertidumbre, inquietudes, dudas, a veces hastío e incomprensiones. Hubo sigilo y prudencia; hubo errores y desilusiones, pero también entusiasmo. Y finalmente, todo quedó convertido en un largo documento en el que se detallan los acuerdos de paz entre el gobierno nacional y las Farc-EP.

El proceso, caracterizado por la disciplina y el rigor, fue diferente a las anteriores ocasiones cuando se quiso acordar el fin del conflicto entre estas dos partes. Tan diferente que hoy se tiene ese extenso documento que los colombianos han podido conocer, leer, estudiar y con base en él decidir si aprueban o no los acuerdos el 2 de octubre. Cuando se pensó en el plebiscito, se pensó en eso, en un debate abierto como el que está ocurriendo.

Emociona leer los acuerdos y encontrar en blanco y negro asuntos tan cruciales para la vida nacional. En ellos está la semilla del cambio. Acordar el fin de las Farc como movimiento armado, el cese al fuego bilateral y definitivo, entregar las armas, reincorporar los guerrilleros a la vida civil, el fin del secuestro, de la extorsión y de las hostilidades contra la población civil, el desminado, la reparación a las víctimas del conflicto armado, la lucha contra el narcotráfico, el desarrollo rural integral, la solución pacífica de las diferencias políticas e ideológicas, la ampliación de la democracia y sus instituciones, la aplicación de la justicia, la mayor participación ciudadana, la búsqueda de la reconciliación, la convivencia y la no estigmatización, no es un asunto de poca monta.

Cambiar el lenguaje de la guerra por todas las anteriores acciones significa que se abre la posibilidad de pasar la página. O mejor, pasar las páginas manchadas de sangre, temor, miedo, indignación, dolor, muerte, secuestro, desmembramiento, desplazamiento, exilio, bombas, armas, bloqueos, vacunas…, en fin. Además, no habrá impunidad y operará un sistema de justicia transicional bajo el derecho internacional. Finalmente, la declaratoria del nunca jamás es lo más importante.

El detalle del texto de los acuerdos muestra que no se escribieron a la topa tolondra; que no son sencillos -como algunos quisieran-, porque nada sencillos han sido los asuntos tratados. Todo está amparado en la Constitución Nacional y en el derecho internacional. Y lo que es mejor: firme decisión y férrea convicción de las dos partes de no echar para atrás.

Faltan nueve días para que el 26 de septiembre a las cinco de la tarde se firmen los Acuerdos en esta ciudad. Serán un lugar y una fecha para no olvidar. Faltan quince días para que se abran las urnas para votar Sí.

*Columnista semanal
PERIÓDICO DE AYER
albertoabellovives@gmail.com
 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Se necesita ser Guevon

Estos comentarios de este individuo son lo mas desatinados, este se ve que nunca se ha leido ni un paquito de kaliman, no seamos tan [-- Censurado --], apaga y vamonos.

PASTELERO......

me huele a que usted no ha leido los acuerdos. Lo que dice el cronista es cierto,sucede que solo quienes tienen 4 dedos de frente los pueden entender y comprender.Y ademas de pastelero es vulgar.

ACUERDOS DE PAZ PARA QUIENES PUEDAN COMPRENDERLOS

Muchos no han leído los acuerdos y sin embargo despotrican de ellos.Peor: otros los han leído y no tiene siquiera la capacidad de entender y comprender sus mensajes y propósitos.Totalmente de acuerdo

No joñee...

Articulista, usted sabe de Paz? Bueno,, parece que usted sabe de todo y de nada. no es raro de los resentidos