Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Otro escándalo

MIGUEL YANCES PEÑA

Por: MIGUEL YANCES PEÑA

21 de Noviembre de 2016 12:00 am

En el 2014, en plena campaña presidencial, y con un presidente candidato, se conoció un video en el que aparecía el candidato del CD reunido con una persona que supuestamente estaba “jaqueando” la mesa de negociación del gobierno y la Farc en la Habana. A ese escándalo se le atribuye el que Santos haya obtenido la presidencia en la segunda vuelta -por muy pequeño margen- habiendo perdido ampliamente en la primera.

La opinión pública pasó por alto dos hechos. El primero que quienes ordenaron, planearon, hicieron posible y divulgaron el video, estaban infiltrando ilícitamente la campaña del CD, asunto más grave que el de intentar conocer que se tramaba en la Habana. El segundo, que ahí había manos criminales interesadas en modificar la intensión de los votantes, que a todas luces favorecía al candidato del CD. 

Como la mejor manera de descubrir la mano oculta es siempre auscultar a quienes ganan con los hechos, terminamos identificando, para no comprometer nombres, dos grupos: el gobierno en pleno, porque con la reelección todos serían ratificados en sus cargos; y la guerrilla, porque estaba logrando de un gobierno presumido y débil, cuyo objetivo estaba en otro lado (ya sabemos que en Noruega), todo lo que no había logrado en 50 años de lucha armada, a cambio de abandonarla (¿?). 

O los dos en alianza, lo cual podría explicar también la debilidad, el temor, el rabo de paja de Santos frente a la Farc. Y podría imaginar uno que la “inteligencia maquiavélica” la puso la Farc (han demostrado serlo más), y el gobierno la operación. 

Como decía Abraham Lincoln, “…no se puede engañar a todos durante todo el tiempo”, el ex director del CTI ha abierto, con sus declaraciones juramentadas ante la CSJ, una ventanita que promete destapar toda esa maniobra monstruosa. Ya los medios de comunicación lo han calificado como HackerGate, haciendo alusión al WaterGate que tumbó un presidente en USA.

Por otro lado, no es entendible que a quien objeta el acuerdo -el pueblo, o a quienes interpretaron y lideraron su voluntad- no se le permita revisar y acotar lo modificado. Es un derecho. Sin embargo, ya lo firmaron en la Habana, y Santos y la Farc lo anunciaron como definitivo. Es como si al propietario de un inmueble, no se le permitiera revisar si el arquitecto -a quien le paga- cumplió con sus instrucciones.

Se cayó el gringo con WaterGate; el francés y el británico, con sendos referéndums. ¿podrá Santos sostenerse antes estos tres graves escándalos: El Acuerdo, El HackerGate, y El Plebiscito; al cual, hay que sumarle un cuarto, el caso del almirante cartagenero, El BacciGate?

Si se queda la democracia colombiana sucumbe. Mientras que si se va, sólo podría perder el Nobel (la trampa no podría ser premiada).

movilyances@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese