Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-03

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-03

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Pienso, luego publico

ALVARO E. QUINTANA SALCEDO

Por: ALVARO E. QUINTANA SALCEDO

12 de Agosto de 2016 12:00 am

Las redes sociales están convulsionadas. En ocasiones parece que nos saturan, que se cargan de trivialidad. Es como si la información que recibimos y compartimos, fuese muchas veces un ejercicio muy perezoso de análisis y en cambio, está cada vez más cargada de emoción que de un apremiante juicio crítico.

Es pertinente hacer una reflexión profunda y un análisis de la información que manejamos cada día. En ocasiones la información que movemos en las redes no es cierta, o está disfrazada de intereses ocultos. No alcanzamos a filtrar lo que es cierto, de lo que no lo es, lo que es urgente y lo que no, y lo que es beneficioso o perjudicial para nosotros mismos y para los demás.

¿En qué momento nos convertimos en espectadores ávidos de información, para vivir pegados a las pantallas de los teléfonos móviles de una manera tan persistente? ¿Cuántas veces hemos sentido ese impulso intempestivo que viene de la boca estómago, para trasmitir ansiosamente un mensaje en las redes?

Y ahora resulta que de manera tan imprudente, hasta hacemos de reporteros. Como el caso de un video que se regó por las redes hace poco, en el que un ciudadano prácticamente hacía el reporte de un asesinato en las inmediaciones del centro comercial La Plazuela. De manera improvisada, se podía ver en el video divulgado, como corría y relataba el infortunio.

Imprudentemente hemos compartido  fotos y videos de asesinatos. Ya la dignidad hasta para morir o estar muerto se ha perdido. No quisiera estar en los zapatos de alguien que se entera de la muerte de un familiar, justamente por fotos o videos compartidos a través de las redes sociales.

De manera irreflexiva compartimos información que puede dañar nuestra propia reputación, nuestra imagen o la imagen de los demás. ¡Por favor pensemos antes de publicar! Si pensáramos un poco antes de publicar, es posible que nos evitemos muchas heridas y hasta nos libremos de muchos líos.

No podemos regirnos por las pasiones. Como ciudadanos necesitamos pensar mejor, y tratar de que los medios no se conviertan en fuente de desesperanza. Usemos la información con inteligencia, pues es un arma poderosa para construir o destruir ciudadanía. Pienso, luego publico.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese