¿Qué elige Francia mañana?

22 de abril de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Dicen que la elección presidencial de mañana en Francia va a ser “histórica”; no sé qué tan histórica pueda ser, llamaría más histórico que en Venezuela esté todo un país en las calles pidiéndole democracia a su gobierno. Acá, un día antes de las elecciones, solo se ven unos cuantos afiches o una que otra persona en la calle repartiendo plegables de un candidato. Aun así, el tenso momento que vive el mundo y una desgastada política tradicional hacen que esta elección sea diferente a muchas anteriores.

Hace un poco más de un año que llegue a estudiar a Francia, y he visto que la cultura política francesa tiende a ser ambivalente, entre la fascinación y la repulsión. Dicen que los franceses tienen “amor por la política pero rechazan a sus políticos”. Son una población culta, intelectual, y muy arraigada a su herencia cultural, algunos todavía se refieren a Francia como la “heredera del Sacro Imperio Romano”. Pero esta herencia creó una fuerte homogeneidad cultural que hoy se ve amenazada por una creciente inmigración e inseguridad.

Hoy la extrema derecha a las puertas del poder, los dos grandes partidos de gobierno (Republicanos y el Partido Socialista) posiblemente no lleguen a la segunda vuelta, y viendo las encuestas, los franceses nunca han estado tan indecisos un día antes de una elección, por lo que todos los escenarios son posibles.

Después de recaer el republicano Fillon por señalamientos de corrupción, y de tener al presidente socialista con más baja aprobación de su historia, los franceses parecen tender a votar en contra del sistema. Es así como se han vendido los dos favoritos; Le Pen y Macron, la primera defendiendo el nacionalismo político y económico, y el segundo promoviendo la globalización y el libre mercado. Algo parecido a Colombia en 2002; el rechazo a los partidos tradicionales dio camino a una alternativa como Álvaro Uribe, pero ni Uribe ni los dos franceses son realmente ‘outsiders’.

¿Qué tanto peso tiene realmente esta elección? Las elecciones de más peso son las que cambian sistemas, de liberalismo a comunismo por ejemplo. Esto no va a pasar en Francia, a los franceses les gusta el gobierno grande con servicios públicos equitativos (es el país con mayor gasto público de la OECD), y así gane la extrema derecha, el centro, o extrema izquierda, gobernarán bajo ese sistema. Lo que sí habrá serán cambios de políticas, que en el caso de la derecha puede representar la salida de Francia de la Unión Europa, mientras la izquierda renegociaría todo el sistema monetario europeo. Estos cambios, viniendo de Francia, podrán afectar a toda Europa, y por ende al mundo. Este es el verdadero peso de la elección de mañana.

Es así como se han vendido los dos favoritos; Le Pen y Macron, la primera defendiendo el nacionalismo político y económico, y el segundo promoviendo la globalización y el libre mercado.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS