Regalos de cumpleaños

02 de junio de 2009 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Entre los eventos protocolarios, encuentros académicos, inauguración de obras, deliberaciones de cuerpos colegiados y publicaciones de prensa, realizados con motivo de la celebración del cumpleaños 476 de Cartagena, hubo algunos pronunciamientos, que leídos entre líneas, podrían ser un buen regalo para la ciudad. Independientemente de la entrega de calles pavimentadas en barrios populares, la llegada del agua potable a Bayunca o la recuperación para uso de de la ciudad en sentido amplio e incluyente del Teatro Heredia, la Heroica ha recibido una serie de mensajes, que conviene analizar para marcar derroteros de futuro. Me refiero a los planteamientos formulados por la alcaldesa Judith Pinedo Florez, del presidente del Concejo Distrital David Dager durante la instalación de las sesiones ordinarias del cabildo y del empresario Jaime Alberto Restrepo en su columna habitual de opinión de El Universal. La mandataria local, luego de presentar una reseña de los diferentes logros de su administración, con énfasis en la revolución que implica la nueva oferta de educación post secundaria para miles de jóvenes que no tenían acceso a ésta, apeló a la sensatez de los concejales, inclusive a sus férreos detractores, para luchar juntos por la ciudad. Este párrafo al final de su discurso merece atención especial: “Estoy segura de que con lealtad contamos con el Concejo de la ciudad. Que aún quienes han decidido legítimamente oponerse a la gestión del Gobierno entienden que las expectativas ciudadanas resultan inaplazables y que podemos discrepar y tener diferencias políticas, incluso irreconciliables, pero que tenemos un deber y un mandato ciudadano común: construir una sola cartagena”. Seguidamente, David Dáger, en un discurso en el que combinó magistralmente la crítica mordaz y el protocolo, ratificó el respaldo de la Corporación a un “modelo de gobierno amplio, incluyente y participativo”, e invitó a los diferentes sectores de la ciudad a trabajar de manera proactiva por Cartagena, a asumir un cambio de actitud y a definir mecanismos de acción concertada, “sentados todos en una misma mesa”. La convocatoria a los diferentes estamentos de la sociedad para “participar en el resurgir de Cartagena”, amerita igualmente análisis. Por su parte, el empresario y columnista Jaime Alberto Restrepo, en un artículo previo a la sesión del Concejo titulado “Mamonal NN”, instó a sus colegas de industria a meterse la mano al bolsillo en favor de la ciudad, asumiendo el pago del impuesto de avisos y tableros, que vienen “evitando” desde hace varios años, pero previa concertación con la dirigencia política y administrativa de la ciudad, para que tales recursos se destinen a inversión social y no se pierdan, como ocurría en el pasado reciente. La representación que tienen los mencionados personajes, su capacidad de convocatoria y las coincidencias de fondo en sus planteamientos, permitirán avanzar en la construcción de una “hoja de ruta” para la concertación multisectorial que requiere la ciudad en procura de consolidar su proceso de transformación. Si esa voluntad política de hablar un mismo lenguaje de ciudad, se abre paso, en el contexto de políticas públicas claras y transparentes y se logra comprometer en ello a otros sectores, probablemente se soltarán los “palos en la rueda” y el camino trazado para el cambio y el progreso, sería más expedito. Sin lugar a dudas sería un excelente regalo de cumpleaños para Cartagena. germandanilo@hotmail.com

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS