Regionalizando el país

14 de abril de 2010 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La cifra constituyó una rotunda respuesta afirmativa. Algo más de dos millones quinientos mil ciudadanos manifestaron, en la jornada electoral del pasado mes de marzo, su respaldo a la integración institucional de la Costa Caribe, mediante su conformación como región. Es algo que no es el concepto de analistas de prensa o la opinión de estudiosos académicos. Es una posibilidad que quedó consagrada en la Carta Fundamental que nos rige desde 1991. ¿Qué se requiere ahora? La respuesta la dio Eduardo Verano de la Rosa, Gobernador del Atlántico, en una entrevista radial: “El asunto hay que llevarlo en adelante al terreno político. Se debe trasladar la inquietud del campo del simple examen público, a la escena legislativa, para desarrollar los mandatos constitucionales”, fueron sus apreciaciones, palabras más, palabras menos. Se refería a los artículos 306 y 307 de la Constitución Política. ¿Cuáles son los pasos que se deben impulsar, para darle vida jurídica plena a la Región Caribe? El paso inicial habrá de ser la promulgación de la ley orgánica de ordenamiento territorial, estatuto que en varias oportunidades se ha tratado de expedir, sin que hayan cristalizado los intentos. Como ocurre en temas que envuelven los más diversos intereses, se necesitará un padrinazgo político fuerte. Una acción conjunta de la totalidad de la representación congresional caribeña, respaldada por el Ejecutivo nacional, permitiría sacar adelante la ley que establezca el ordenamiento territorial. En el estatuto legal referido, conforme al artículo 307 de la Constitución Nacional, y previo concepto de la Comisión de Ordenamiento Territorial, se fijarán las condiciones para tramitar la solicitud de conversión de la región en entidad territorial. Como paso posterior, señala la norma antes citada, la determinación adoptada por el Congreso deberá someterse a un referendo de los ciudadanos de los departamentos involucrados en la propuesta. Este sería el segundo paso, en el trámite del proyecto integracionista. La estructura administrativa de la naciente entidad territorial se definirá en la ley antes enunciada, así como sus órganos de administración, las atribuciones de los mismos, los recursos de la respectiva región y la participación en los ingresos que maneja el Fondo nacional de Regalías. El momento exige acción conjunta entre los mandatarios departamentales del Caribe, sus senadores y representantes a la Cámara, y los dirigentes cívicos, empresariales, académicos y laborales, para elaborar el proyecto de ley orgánica y coordinar su paso por el Congreso con otras comarcas interesadas en las “regiones administrativas y de planificación”, como reza la disposición constitucional. “Hechos, no palabras” rezaba el slogan político de mi admirado amigo Joaquín Franco Burgos. Lo recuerdo, a propósito de la integración caribeña y la perspectiva de un gran aeropuerto internacional regional. Confieso que no entiendo las reservas de las autoridades de las capitales de los departamentos caribeños. No creo que sea excluyente la construcción de un gran terminal aéreo, con visión constructiva de futuro, y la conservación de los aeropuertos actuales. Sería confirmación de la voluntad política de integración territorial. *Abogado Consultor en Minas e Hidrocarburos. marcan2@etb.net.co

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS