Reino animal y el canto

08 de diciembre de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Así como la prosopopeya es una metáfora que atribuye propiedades humanas a los animales, algunas veces y por razones diversas, cuando hablamos asignamos rasgos de ese reino a las personas. Esa doble vía está presente en la canción.

Recrear canciones del paisaje y sus animales es usual en nuestro medio: El perro de Pavajeau, El cordobés, El balay, Golero emparamao, El arranca tetas, El alazanito, El cóndor herido, La burrita, El tigre mono, El cóndor herido, La babilla de Altamira, El cóndor sin pluma, La pava, El gallo tuerto, El cóndor legendario, Cigarrón colorao, La vaca prieta, El conejo pelao, Águila furtiva, El tigre de Punta Brava, La morrocoya, La araña picúa, El toro miura, El pulgón, La cigarra, El piojo, La pava congona, El zorro, El vampiro, Pájaro picón, El bocachico del Sinú y El mico ojón pelúo.

Además de la naturaleza, El mochuelo aborda un rasgo étnico; igual ocurre con La paloma guarumera, El pavito, La golondrina y El chupaflor, que aluden tanto a su entorno como a la mujer. Otros, de manera implícita, portan lo que el abogado Ramón Ariza Barrios plasmó: “Hay temas de animales que esconden la realidad, y no son más que encriptaciones a prostitutas”.

José Joaquín “El Quincho” Marrugo, Turbana 1880 – Panamá 1938, compuso casi todos sus temas con nombres de animales: El pollo pelongo, Jardín Zoológico, La mariposa, El conejo, La vaca vieja, esta última se mofa de una prostituta en uso de buen retiro; en su Jardín zoológico está camuflada la sociedad. La perra, de Alejo, no es otra cosa que los potingues o la exagerada cosmetología en una meretriz: ella se unta manteca / pa’ que los perros la lamban.

Se va el caimán, de José María Peñaranda, abriga la virginidad perdida por la dama cuando se bañaba desnuda; ella desaparecía con el permutante caimán – hombre en aquel acto. Igual de la fauna también hay atractivos metonímicos, como El ruiseñor del Cesar, El pollo vallenato, el Jilguero de América, El zorro vallenato, El tigre de la montaña.

La rana blanca, de Luis Enrique para Guillermo Buitrago. El cienaguero grabó sin consultar “La viruela”, del Pollo vallenato, y este le compuso ese tema: Díganle a Rana blanca / que se asome y venga acá /que aquí tengo otro son / pa´ que lo vuelva a grabá.

Tiene 80 años el porro La mariposa, del “Quincho” José Joaquín, que el recordado Sofronín Martínez se aprendió de niño y lo entonaba acompañado de su guitarra: Mira cómo son las cosas / como puede suceder / una linda mariposa / con carita de mujer / mira como son las cosas / como puede suceder / esa mariposa qué me va a decir / el hombre con dos mujeres / pasa la vida tranquila / la una le da pa’ la ropa / y la otra la comida.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS