Indicadores económicos
2018-10-21

Dólar (TRM)
$3.079,88
Dólar, Venta
$2.817,00
Dólar, Compra
$2.710,00
Café (Libra)
US$1,46
Euro
$3.532,62
UVR, Ayer
$259,83
UVR, Hoy
$259,84
Petróleo
US$79,81

Estado del tiempo
2018-10-21

marea

Marea min.: -3 cms.

Hora: 02:45

Marea max.: 16 cms.

Hora: 09:11

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2018-10-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Sabines

CRISTO GARCÍA TAPIA

Por: CRISTO GARCÍA TAPIA

17 de Mayo de 2018 12:00 am

Con esa cara de profesor de matemáticas que se gastaba, quién diablos iba a imaginarse que este mero macho de la poesía mexicana, además de llamarse Sabines, Jaime Sabines, era todo un grande y solido poeta.

Uno de los mejores poetas contemporáneos de nuestra lengua, según el decir y sentir de otro mexicano universal, poeta para más señas, con nombre de emperador romano y nada mezquino para reconocer la grandeza de sus congéneres.

El administrador de un lenguaje coloquial, cotidiano, llano, desprovisto de ripios, pero lleno hasta la saciedad de una poesía desbordante; de un lirismo que se le escurría por las palabras hasta volverse cuerpo, formas humanas, lugares y territorios.

Marcas y signos que simbolizan la llama viva y quemante de una poesía sin concesiones a lo banal y superfluo, y sí abundante y minuciosa en la ironía: Cantemos al dinero/ con el espíritu de la Navidad cristiana/ No hay nada más limpio que el dinero/ ni más generoso/ ni más fuerte/ El dinero abre todas las puertas/ es la llave de la vida jocunda/ la vara del milagro/ el instrumento de la resurrección/.

¡Aleluya/ creyentes/ uníos en la adoración del calumniado becerro de oro/ y que las hermosas ubres de su madre nos amamanten! /.

Pero, así como la cáustica ironía con la que adoba sus palabras y las hace destilar poesía, así mismo, y sin forzarlas, las hace asumir una expresión y una significación diferente a lo que las motivó a que fueran lo que el poeta presumió, y asumió en ellas, para hacerlas devenir en una ternura elemental; en una como lúdica entretención para disipar la pena y acariciar la eternidad:

A mí me encanta Dios. Viejo niño o sabio explorador, cuando deja de jugar con sus soldaditos de plomo de carne y hueso, hace campo de flores o pinta el cielo de manera increíble.

A la vez que elemental, este Jaime Sabines, de Tuxtla Gutiérrez, México, que se murió como su tía Chofi, pendejamente, tenía un vigor poético que bien le hubiera alcanzado para seguir viviendo en olor de poesía.

De esa poesía que atraviesa las calles, el cielo, la gloria y el infierno y no le pasa nada. Quiero decir, que no la atropellan los transeúntes desalmados ni los carros sin frenos, ni la perturba la serenidad del paraíso, ni la queman las llamas crepitantes en donde yacen tantos y tantos que en el mundo han oficiado de poetas.

Este tipo estaba hecho para aguantar las pruebas mas duras, las palabras mas agresivas, los potros mas salvajes, los lenguajes mas agrestes. El sabía dominarlo todo. Y en hablando de la palabra, había que ver las cabriolas y los altos que hacía con ellas y la plasticidad con que las domeñaba.

Vamos hablar del príncipe Cáncer/ Señor de los pulmones/ Varón de la Próstata/ que se divierte arrojando dardo a los ovarios tersos/ a las vaginas mustias/ a las ingles multitudinarias/.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese