Indicadores económicos
2017-08-17

Dólar (TRM)
$2.967,32
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.474,73
UVR, Ayer
$251,76
UVR, Hoy
$251,75
Petróleo
US$46,78

Estado del tiempo
2017-08-17

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 12:26

Marea max.: -31 cms.

Hora: 20:07

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-08-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Soledad y madurez

FIDEL A. LEOTTAU BELEÑO

Por: FIDEL A. LEOTTAU BELEÑO

22 de Septiembre de 2016 12:00 am

La soledad por sus connotaciones es una palabra contradictoria y ambigua. Existe la soledad no deseada o involuntaria, la deseada o voluntaria, la intrapersonal y la interpersonal. Cuando hay incapacidad de contactar a los demás, se incursiona en la soledad social. Y una baja autoestima rechaza al otro para disfrazar el miedo de no ser aceptado. La no deseada es casi siempre amarga y vacía.

Hay seres solitarios que deambulan por ciudades populosas. Igual los hay con un distintivo de egoísmo excitado, en un tipo de soledad producto de ese medio, y toman o asimilan para sí todo lo que les rodea, se ayudan de todo, no ayudan a nadie y son conscientes de ello. El estado de ánimo del  solitario es diferente al comportamiento del que se aisló.

La deseada, es la soledad que enlaza al creador con la fecundidad, la atmósfera apetecida por compositores, poetas, escritores y artistas en general. La misma de los ermitaños, en donde obtienen un carácter reflexivo, profundo, enriquecedor y desarrollan un universo interior prolífico. En esa soledad, así como hay tiempo para comunicarse con los demás, es notorio el contacto consigo mismo. En un ambiente así, Lope de Vega escribió: “A mis soledades voy / de mis soledades vengo / porque para andar conmigo / me bastan mis pensamientos...”

Con la oración llegamos a Dios, y con la meditación oímos su respuesta. Aprendimos a poblar la soledad con introspección y razonamiento. La auténtica, la zambullida en la búsqueda de las experiencias últimas. Esa soledad de quien ha vivido lo suficiente y le dice que su camino está en el universo interno. Cierra sus sentidos al bullicio del mundo y penetra en el de las esencias.

Con el tiempo la destreza física se retribuye con la riqueza espiritual. El declinar biológico se debe vigorizar en la fe. En pocas palabras, el incremento espiritual debería ser inversamente proporcional al desgaste fisiológico. Está demostrado que la potencia espiritual mitiga la decadencia física.

Toda edad tiene su magia, e invita a ser lo que somos, en cada momento. De lo contrario estaríamos falseando nuestra realidad. En todos los tiempos hay tesoros que descubrir, en la cultura, en el jardín, en la casa. De ahí que saber envejecer es aceptar los designios de Dios para cada uno, con sus ritmos, límites, atributos y carencias.

El abuelo Claudio, lúcido a sus 85, desde su micromundo me decía: “El trapiche, el desmonte y los frutos de la tierra ya no son para mí, adiós ruidos. Tu abuela Arcadia me enseñó a leer y ahora aprovecho el tiempo con los beneficios que me dan la soledad y el Almanaque Bristol”.

Sus últimos días se los pasó vaticinando lluvias, sequías y tempestades.

 

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese