Transporte acuático en “cintura”

17 de febrero de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Sigo con mi sueño de imaginar a Cartagena convertida en la Venecia suramericana, y les traigo nuevas reflexiones que revolucionarían el uso del transporte acuático en la ciudad y por ende su problema de movilidad, dentro del consabido “Proyecto de Canales y Lagos”.

Veámoslo: quienes conocen el mapa del continente americano, sabrán que en Panamá se construyó el canal casualmente porque allí está la ‘cintura’ más estrecha que lo facilitaba, lo que luego permitió que dos océanos (Caribe y Pacífico) se integraran, con todos sus beneficios en ahorros de transporte y comercio.

Pues bien, guardadas las proporciones, lo mismo tenemos en Cartagena, pero en una escala mil veces más pequeña que nos traería beneficios inimaginables. Cualquier observador acucioso de un mapa de la Heroica, se habrá dado cuenta que en la zona entre Bazurto (léase Ciénaga de las Quintas) y el barrio la Esperanza (Ciénaga de la Virgen), tenemos la llamada “cintura” de la ciudad, con una distancia no mayor de 1.400 mt entre ambos cuerpos de agua. Por lo tanto, usando nuestra imaginación de planeador recursivo, es de esperar que construyendo un canal que una los dos sectores mencionados (la Virgen con la bahía), tendríamos la oportunidad única de integrar transversalmente los cuatro puntos cardinales de la ciudad y de revolucionar la eficiencia del transporte acuático. Así como lo oyes. Y ello fue lo que imaginó y diseñó hace 35 años el brillante arquitecto Sergio Londoño (q.e.p.d.), cuando en su juventud también soñaba con convertir a Cartagena en la Venecia suramericana.

Como dirán algunos: “Si fuimos capaces de construir un canal de 100 km en la colonia y que aún existe (léase el ‘Dique’), ¿no seremos capaces hoy de hacer uno de 1,4 km?

Repito, toma el mapa de la ciudad, busca la zona donde se estrechan los dos cuerpos de agua e imagina los beneficios de una conexión rápida entre la bahía y la ciénaga. Y ahora bien, no hay que tener el canal construido ahora para arrancar el proyecto. Usando nuevamente la imaginación se podría pensar en construir inicialmente una calle transversal para usar buses colectores que faciliten el trasbordo de pasajeros entre sus respectivos paraderos acuáticos. Inclusive ¿cuánto puede costar un metro elevado de apenas 1,4 km de recorrido para unir las dos ciénagas?

En conclusión: en “la cintura” de Cartagena se concentra la solución a la conexión transversal del transporte público de la ciudad.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS