Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Uribe

MIGUEL YANCES PEÑA

Por: MIGUEL YANCES PEÑA

31 de Octubre de 2016 12:00 am

Si alguien quisiera hacer un estudio sobre los colombianos, necesariamente tendría que dividirlos en dos grandes grupos: los que admiran a Uribe, y los que le odian. Porque indiferentes no los hay.

Empecemos por el grupo minoritario: quienes le odian. Es tan feo ese sentimiento que quienes lo sienten, y expresan en sus palabras, escritos y hechos, lo niegan. Dicen que no es odio, sino que … y vienen las justificaciones que los desnudan. Trataré explicarlo.

Según el ESAP el odio es un sentimiento de aversión y rechazo, muy intenso e incontrolable, hacia algo o alguien. Creo que quienes odian a Uribe pueden ser personas que se afectaron con las políticas de choque que le tocó aplicar en el país para encausarlo por el buen camino: la pulcritud, la transparencia, la valoración de los méritos como causal del ascenso económico y social, la seguridad, las libertades, el comercio, el emprendimiento, la inversión, la justicia social, el valor de la democracia ejercida sin presiones, en fin, medidas que sacaron a algunos de su nicho de confort y que en este gobierno se han ido perdiendo.

Que recuerde, está conformado por los altos cargos de la burocracia que tenían regímenes pensionales escandalosos; por los maestros, que obtenían más de una pensión; los periodistas que se pensionaban a los 50 años; los empleados de las empresas comerciales e instituciones del estado, que gozaban de convenciones colectivas onerosas: todas ellas pagadas con recursos públicos y endeudamiento externo. Por iniciativa del expresidente, se les colocó un tope (25 SMLV, aproximadamente 17 millones de pesos hoy); se re liquidaron las obtenidas de manera fraudulenta, y se prohibió negociar pensiones en las convenciones colectivas de trabajo, entre otras. 

A este grupo de por si numeroso, hay que agregarle a quienes dependían de ellos, y/o se dejaban influenciar. También hay que sumarle a los que afectó la reestructuración, liquidación y creación de casi 500 nuevas entidades pública, que incapaces de ver beneficios altruistas más allá de sus intereses personales, optaron por el odio como sentimiento vengativo. Y ya para terminar, a la guerrilla, que adoctrina jóvenes ingenuos y románticos en la universidad pública, y compra conciencias, en y fuera del país.

Si bien son muchos grupos, son pocos en número comparados con los 48 millones de habitantes que somos hoy. Pero con una gran capacidad de intranquilizar, porque “el odio no desaparece hasta destruir el sujeto a quien va dirigido”.

El otro gran grupo, los que lo admiran, quieren, o adoran -hay diferentes énfasis en este noble sentimiento- es más fácil definirlo: por sustracción, lo conforman todos los que no están en el gran grupo anterior. Son mayoría, pero pacíficos porque ese sentimiento es pasivo, cuando más reactivo, mientras que el odio es proactivo. 

movilyances@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese