Indicadores económicos
2017-05-27

Dólar (TRM)
$2.913,47
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.261,92
UVR, Ayer
$250,15
UVR, Hoy
$250,19
Petróleo
US$49,80

Estado del tiempo
2017-05-27

marea

Marea min.: 27 cms.

Hora: 00:15

Marea max.: -11 cms.

Hora: 14:11

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 29 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 35 ºC

Pico y placa
2017-05-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Abunda la inasistencia alimentaria

A propósito de la columna publicada antes en este espacio relacionada con la inasistencia alimentaria, es decir, con la sustracción del cumplimiento de las obligaciones de sustento o ayuda económica a favor de las personas determinadas por la ley con el lleno de los requisitos que ella indica, no está demás insistir en este asunto a título de llamado de atención teniendo en cuenta su impacto social y que los afectados principales son los niños y ancianos.

En el primer semestre que concluyó este problema fue el más recurrente de las consultas atendidas en el Consultorio Jurídico de la Universidad de San Buenaventura con un escandaloso 14% de participación entre cientos de asuntos conocidos, desbancando del primer honroso lugar a los conflictos generados por incumplimientos de contratos de arriendo que el año anterior mandaron la parada en lo que al índice de conflictividad en Cartagena se refiere.
Esa conducta omisiva es el reflejo del grado exagerado de descomposición social que impera en la ciudad, motivada no sólo por la carencia de recursos económicos que obstaculiza a los obligados el pago de las cuotas de sostenimiento a sus beneficiarios -el desempleo y el trabajo informal son notorios -, sino, sobremanera, por la desfachatez con que estos evaden las responsabilidades derivadas del parentesco sin darse cuenta, como lo dijo acertadamente la columnista anterior, que las cosas no se quedan como están y que la dialéctica de la vida indica que mañana los necesitados de ese apoyo económico y familiar en el ocaso de su paso por este mundo serán otros.
La inasistencia alimentaria no tiene que ver con la posición económica, social o cultural del obligado. Tanto se ven casos en estrato bajo, como medio y alto. Lo único coincidente en todos es que el beneficiario no cuenta siquiera, con lo mínimo para subsistir, y que la mayoría de las veces el orgullo, la manipulación de la ex pareja, la venganza, la irresponsabilidad o el descaro son el germen del incumplimiento en desmedro del desvalido.
Cuando el padre o la madre –por sólo poner un ejemplo-, no cumple con la obligación de mantenimiento económico de sus hijos, atenta contra su propia estirpe, viola la Constitución, la ley civil y penal y los postulados morales que le otorgan significado a los valores primarios como la vida y el deber de solidaridad familiar. Así lo ha reiterado la Corte Constitucional, a propósito del artículo 42 de la Constitución Política que otorga el título de “núcleo de la sociedad” a la familia y del 44 que consagra los derechos fundamentales de los niños, haciéndolos prevalecer sobre los derechos de los demás.
Aún cuando la inasistencia alimentaria se convirtió en el enemigo silencioso de la familia y por ende de la sociedad en virtud de su taimado origen y tratamiento –casi nadie habla de ella porque su reiteración la ha hecho un asunto aburrido-, han prevalecido a nivel político y mediático otras conductas con las que se vende mucho y se arman campañas al Congreso, como la violencia intrafamiliar y el abuso sexual, que si bien no dejan de ser oprobiosas no justifican restarle atención a la inasistencia, que el mismo daño causa. Lo dicen las estadísticas.

*Director General Consultorio Jurídico Universidad de San Buenaventura - Cartagena.

ckafury@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese