Indicadores económicos
2017-07-22

Dólar (TRM)
$3.010,77
Dólar, Venta
$2.868,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.505,13
UVR, Ayer
$251,53
UVR, Hoy
$251,55
Petróleo
US$45,77

Estado del tiempo
2017-07-21

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 05:41

Marea max.: 29 cms.

Hora: 22:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-07-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

1 - 2
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Acerca del voto

Nos quejamos a menudo de la indiferencia de los cartageneros por los asuntos de la política. O los acusamos de vender el voto por unos cuantos pesos, una botella de ron y un sancocho.

Y es normal que cuando queremos encontrar el origen de tal situación, casi sin pensarlo, culpemos de ello a la falta de educación de las gentes humildes.
Yo, honestamente, creo que la educación tiene muy poco que ver en este asunto. En primer lugar, porque es común también que un buen número de profesionales con ingresos medios y altos vendan su voto, precisamente para conservar esos ingresos por medio de contratos, asesorías y cargos burocráticos. Como también lo es que empresarios ricos y educados sean los primeros en contribuir con las campañas de los politiqueros de turno, para garantizar favores de los alcaldes, gobernadores y parlamentarios que se traducen en grandes ganancias.
En segundo lugar, estoy convencido de que hasta el más ignorante de los seres humanos es capaz de discernir, equivocadamente o no, cuál político representa genuina y fielmente sus ideas, su modo de entender y sentir el mundo. A ello se debe que en el pasado, políticos tan disímiles como Laureano Gómez y Jorge Eliecer Gaitán, sin invertir un peso y sin darle puestos a nadie, eran capaces de conquistar el corazón y la mente de millones de personas. Y que en el presente exista un puñado de parlamentarios que sin ofrecer dádivas sacan votaciones muy altas.
El problema es que en Cartagena es muy difícil, con la clase política que tenemos y con los gobernantes locales que nos han tocado en suerte, inspirar sentimientos de credibilidad y de aprobación en sus habitantes. No digo que en Bogotá o Medellín no haya problemas, corrupción y politiquería. No. Pero nada comparable con lo que tenemos aquí. Visite usted los barrios de estas dos ciudades principales y se dará cuenta de los cambios que se han producido en los últimos años, en particular notará dos cosas: colegios de muy buena presentación, bien dotados y bibliotecas maravillosas, para el uso de miles de jóvenes y niños.
En cambio en Cartagena, vaya usted a los barrios y se morirá de indignación, si es que todavía puede usted indignarse. Visite, por ejemplo, la biblioteca Jorge Artel, en la avenida que va al barrio Blas de Lezo, y le darán ganas de llorar por el abandono en que las autoridades locales tienen ese lugar. Sitio estrecho, horriblemente caluroso, casi sin libros y peligrosamente a punto de caerse.
Y mientras esto pasa en casi todas las pocas bibliotecas de barrios populares que dependen del gobierno, los concejales y la alcaldesa se han trenzado en un duelo alrededor de la construcción de un megacentro cultural en Chambacú, que entiendo costará varios miles de millones de pesos. Confiemos en que se hará y no en que pase como con Transcaribe que sólo Dios sabe cuándo se terminará.
Son muchos años de promesas sin cumplir. Una y otra vez se les ofrecen cambios radicales en la salud, en la educación, en las viviendas y en empleos, pero al final, si es que hay cambios, estos se producen con tal lentitud, que parecen no concretarse nunca.
Por eso han dejado de creer, y cínicamente venden el voto o no votan. Porque muy poco de lo que les prometen se cumple. Así de sencillo.

*Historiador. Profesor de la Universidad de Cartagena.

alfonsomunera55@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese