Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Ausencia de planeación

La protesta ciudadana es en Colombia singular. Se recurre a las vías de hecho, sin que la causa defendida explique la beligerancia de quienes reclaman. En contraste, cuando aparece algo que justificaría la denuncia de la comunidad, nada sucede. Es posible que se origine, cuando está de por medio el Estado, por la carencia de líderes políticos con capacidad de asumir la vocería de la sociedad. Un ejemplo claro lo estamos viviendo con la crisis del aeropuerto Eldorado.

Quienes padecimos el auténtico “despelote” del pasado fin de semana en Eldorado, no podemos aceptar que todo se resolviera con la suspensión de los trabajos en la pista que se comenzó a reparar. El Ministro Andrés Uriel Gallego pretendió así desmontarse del problema. “Por el respeto a los usuarios”, como cínicamente lo planteó. El enredo no se ha superado, porque lo que está de por medio es la seguridad del servicio aéreo, en entredicho al utilizarse una pista con serias anomalías.
Hay lugar para preguntarse: ¿qué clase de programación de trabajos se está utilizando, que no previó el colapso en la prestación de tan vital servicio público? ¿tiene las autoridades del ramo la conciencia plena de los perjuicios que se ocasionan por tan notoria falta de previsión? ¿cómo es posible que sólo ahora se contemple la demolición del terminal aéreo? ¿la simple demolición del terminal de pasajeros y su sustitución por uno nuevo, es la solución a fondo para algo de tanta importancia, como es la conectividad de la capital de la república con el resto del mundo?
Nuevamente aflora la falta de planeación, tratándose de obras de infraestructura. Es el sesgo de la pequeñez y el miedo a la grandeza, que tantas veces pregonara Álvaro Gómez. Bogotá requiere una solución con sentido de creatividad futurista, para asegurar que en el porvenir pueda recibir flujos de turistas y hombres de negocios por vía aérea, dado su enclave entre montañas.
Al comparar con las instalaciones aeroportuarias de Lima, Santiago de Chile y Buenos Aires, salta a la vista que con nuevas edificaciones para pasajeros y carga en el actual Eldorado, no se garantizará el porvenir de desarrollo económico, de la ciudad que tiene y habrá de seguir registrando el mayor tráfico aéreo. Baste mencionar, adicionalmente, el tremendo problema que constituye el cinturón habitacional que circunda a Eldorado. Se impone pensar en grande. Eldorado, debidamente remozado, podría operar el tráfico doméstico, requiriéndose nuevas instalaciones, con proyección internacional, en otra localidad y sin el acento cultural provinciano.
El insuceso de Eldorado lleva a examinar lo que continuamente se presenta en la contratación pública. Con inusitada frecuencia las obras públicas no se ejecutan en los plazos pactados, ni con las especificaciones acordadas. Con los consabidos reajustes de costos. ¿Al contratar los entes estatales, el mayor cuidado se centra en las exigencias formales, y no en el verdadero alcance de los trabajos contratados? Mucho de esto es lo que regularmente ocurre. Hay carencia de buena programación y de acertada fijación de los compromisos contractuales. Sumado lo anterior a la deficiente actuación de los organismos de control. Que vuelve insustituible la veeduría ciudadana.

*Abogado Consultor en Minas e Hidrocarburos.

marcan@etb.net.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese