Indicadores económicos
2017-09-19

Dólar (TRM)
$2.906,06
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.472,16
UVR, Ayer
$251,65
UVR, Hoy
$251,68
Petróleo
US$49,91

Estado del tiempo
2017-09-18

marea

Marea min.: -6 cms.

Hora: 04:11

Marea max.: 22 cms.

Hora: 22_02

Dirección viento: Oeste

Intensidad viento: 3 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.9 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-09-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Avispa y mariposa

Es probable que hoy nadie aspire ya a congelar el tiempo. Cuando alguien trae con alegría el pasado a este presente de convulsiones inciertas, lo hace para compartir la variedad del mundo, las precarias fidelidades de la vida, las inconstancias apresuradas de la voluntad humana.

Y también, para mostrar la huella de cuánto se abandonó y la ambición -si la hay- del nuevo horizonte.
Ocurre que la fuga del pasado no deja vacíos. Como si el ser humano hubiera aceptado vivir de despojos. Como si la plenitud esplendorosa de lo vivido reivindicara la suficiencia de lo que fue y así no hay queja por su quedarse en un atrás irredimible, ni ruegos por la repetición.
Ocurre por estos días en que se conmemora a Mohamed Alí, Clay, y uno piensa que recordar a éste boxeador es recordar al boxeo. Mientras sea posible rememorarlo porque la sensibilidad con los toros de lidia pronto llegará a los hombres y las mujeres que sobre la lona, sin banderillas, ni varas, ni espada, se golpean y sangran y se derriban.
Es indudable que algo se fue del boxeo o se fue de uno. Algo que borraba la posibilidad de barbarie que implicaba el espectáculo de dos hombres engarzados en la ferocidad de cazar el uno al otro. Parecía que los golpes apenas eran un pretexto para una ocurrencia más honda. La elegancia y astucia de la danza. El valor de sobreponerse al castigo. La caballerosidad de dar puños precisos. Cangrejo, caracol, o locomotora, el estilo de cada boxeador anunciaba una personalidad.
Hoy es posible recrear metáforas a partir de gestos inolvidables. Ellos marcan una diferencia con los combates de hoy. Puede ser la misma diferencia entre el mundo de la ilusión que se vivió para responder a la incomodidad injusta de la existencia, y el mundo de la realidad aceptada como fatalidad inexorable.
Nadie va a olvidar la gracia de Bernardo Caraballo, quien siempre estuvo a punto de sacarle risa a los golpes. Y aquel momento, de esos en que el tiempo se convierte en eternidad, cuando el Rocky Valdez y el cabeza rapada de Briscoe se siembran en el centro del ring y dame que te doy hasta que uno de los dos se fuera a la lona. Acaso esto quiere significar el compromiso, el valor, la fortaleza. O aquella mano salida del milagro que Valdez le planta en el mentón a Carlos Monzón y no lo remata. Es eso una expresión del respeto, de la devoción a un ídolo y el Rocky tuvo compasión. O el aguaje casi sublime del Baba Jiménez, que subía al ring con los alardes frescos de quien acaba de salir de la barbería. Y los movimientos de Rossito, de Herrera. Por supuesto el Kid Pambelé. En él se deja ver un quiebre: los héroes de las derrotas, los románticos de la adversidad, abren paso al héroe victorioso en el que prima la eficiencia aunque sacrifique el encanto del estilo.
Ellos buscaban algo que estaba más allá de los golpes. Esa magia atraía y emocionaba al espectador recorrido por una pasión.
La acumulación de deseo de la época de estos boxeadores, los nuestros y los de otros lados, nutrió la condensación que logró Mohamed Alí. Exteriorizó una metafísica que escurrió del ring a la sociedad y es probable que por primera vez alguien mostrara que el boxeo es más espíritu, inteligencia, poesía, que un pulpo dando zapatazos.

*Escritor

rburgosc@etb.net.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese