Indicadores económicos
2017-08-18

Dólar (TRM)
$2.980,03
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,53
Euro
$3.485,74
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,75
Petróleo
US$47,09

Estado del tiempo
2017-08-18

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 03:35

Marea max.: 31 cms.

Hora: 20:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 14 a 28 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-08-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Barbaridades

Todos los esfuerzos dialécticos y las referencias históricas no han podido desacreditar viejos conceptos de sabiduría popular. Perduran las sentencias que machacaban los abuelos en su lenguaje coloquial. “La confianza se merece, se da o se recibe, pero nunca se pide”.

La frase con rumboso estilo es contradicha por la costumbre. La humanidad ha vivido pidiendo confianza. Los viejos, empero, lo consideraban un procedimiento indigno y sospechoso. Crédito viene de creer, y otra palabra de moda como fiducia se remite a la confianza en forma absoluta. Los adversarios de Carlos Lleras, insigne estadista de probados méritos, le atribuían una locución en sus oraciones que retrataba antipática suficiencia. “Sagrado corazón de Jesús, confía en mí”.
Ahora el Presidente de un país vecino, con quien todos queremos reconciliarnos, nos pide que le tengamos confianza. Alguna diferencia hay entre Chávez y Carlos Lleras. Pero intentamos un nuevo proceso de entendimiento. Queremos volver a los canales de la diplomacia y diálogo, pese a que nos invadan inquietudes y sospechas en esta nueva etapa.
Así sea estrategia electoral de nuestro vecino o su interés en buscar suministros más baratos, queremos creer en esa posibilidad. Nuestras exportaciones a Venezuela se recuperaron con otros mercados compensatorios. Además del comprador tradicional que se perdió, también dejó de pagar las últimas ventas. Las agresiones verbales, las ofensas, todas las olvidaremos porque es más cómodo entendernos con un vecino poderoso, así sea levantisco.
La verborrea del presidente Chávez no llegó a ser elocuente pero abrumó en la extensión. Las recomendaciones a las Farc que proscribiría en Venezuela hacen parte del nuevo sistema.
No nos importa que los petrodólares de Pdvsa lleguen en su generosidad extravagante a una aldea en Bolivia, una comuna en Nicaragua o una cooperativa cubana. Lo importante es que no se desvíen para reforzar las Farc y el Eln que nos lastiman.
Algunos queremos evitar los excesos de una cultura belicosa que, desde el amanecer de los tiempos, se dirige contra “demonios” extranjeros que parecen amenazar “nuestro” equilibrio interno. Kavafis, en un famoso poema, representó este mecanismo particular con asombrosa claridad. “Esperando a los Bárbaros”, es su poema sobre algunos romanos decadentes que se preparan para la llegada de los bárbaros. Pero en medio del poema se descubre que los bárbaros no vendrán después de tanta angustia.
“Es que ha caído la noche y no llegan los bárbaros.
“Gente llegada de la frontera lo afirma: ya no existen los bárbaros.
“Y ahora, ¿Qué destino será el nuestro, sin bárbaros?
“Esa gente era al menos una solución”
Se afirma, así, que los enemigos externos –los bárbaros- ofrecen una solución parecida al estancamiento, a la ausencia de creatividad, a la intuición de que es más fácil defenderse que innovar formas de pensar y producir, que nos permitan competir con éxito.
Algunos llegamos a pensar con la ingenuidad de los poetas. Así muchas de sus reflexiones sean retóricas y bobaliconas. Queremos comenzar un nuevo período de amistad. Aunque para otros se parece a la violencia intrafamiliar, cuando se reconcilia la víctima con un canalla que la ultraja y la golpea. ¡Cuánta barbaridad!

*Abogado, Ex Gobernador de Bolívar y Ex parlamentario.

augustobeltran@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Yo lamento que gente como tu,

Yo lamento que gente como tu, por su edad y aparente formacion humanistica y cientifica, debia predicar mas la armonia y no el odio, por eso este pais sigue en la guerra y por supuesto en la muerte, no podemos seguir apoyando la fuerza sobre las ideas, esto te ha faltado y ademas grandeza de espiritu de verdad.
Por que en identica forma como agredio Uribe a Ecuador, cuando la guerrilla estaba dentro de ese pais, no lo hizo con Venezuela?

Por que hace una denuncia

Por que hace una denuncia cierta, sobre la guerrilla colombiana en Venezuela y, no la invadio como a Ecuador?, si Uribe sabe con exactitud que la guerrilla esta dentro de ese pais, porque no señala lo mismo en Colombia?. La guerrilla es un grupo terrorista, y el pais que lo albergue por extension lo es, por tanto esa es la conclusion sobre Venezuela, por tanto, cualquier pias que albergue grupo terrorista puede ser sujeto de fuerzas extranjeras para combatirlas, no cree usted que es incendiar mas a Colombia? Mucha gente, con su cara de bobalicon hacen daño y de conteras escriben.

Hago una lectura sobre este

Hago una lectura sobre este acercamiento Colombia-Venezuela, ojala sea cierta tanta belleza, no creo, esto se reventara. Basto la voluntad politica y no la postura agresiva y pendenciera del maton del barrio (Uribe) para que se diera el gesto de reiniciar las relaciones, pero, y es lo que me preocupa, Santos, da el paso presionado por los grupos economicos de Colombia por la cartera que le tiene el otro pais, una vez cancelada la deuda, viene el conflicto.
Aqui en Colombia hay gente con odio en sus corazones, como tu, que le apostarian a una guerra como solucion, lamentable.

No lo hizo URibe con

No lo hizo URibe con Venezuela lo que hizo con Ecuador porque las guerras se hacen es para ganarlas,y con Venezuela no estamos seguros de ganarlas.El perdon es Cristiano.El Odio no.Creo que debemos en la vida esvcoger nuestro Camino,e iluminados por el Dios del Camino.Pero escoger el camiuno de perdedor Nunca.Porque tambien en la diplomacia se pierde la guerra.