Indicadores económicos
2017-03-30

Dólar (TRM)
$2.911,99
Dólar, Venta
$2.876,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.162,12
UVR, Ayer
$247,12
UVR, Hoy
$247,20
Petróleo
US$48,37

Estado del tiempo
2017-03-30

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 08:30

Marea max.: 16 cms.

Hora: 00:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-03-30

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Base Naval, fuera de lugar

La Base Naval de Cartagena, la primera nacida en Colombia y en la ciudad cuna de nuestra independencia, donde juntas han escrito buena parte de la historia colombiana, parece estar ya “fuera de lugar” a pesar de ser o quizá por esa misma razón, el Centro Naval de mayor importancia de nuestra Armada.

Produce temor decirlo, por los sentimientos infinitos y aún intereses que es preciso tocar, tal como sucede cuando entre seres queridos, el destino obliga a su separación.
La razón más elemental es que su crecimiento físico está limitado y el espacio que hoy ocupa lo necesita la ciudad con urgencia, pues sus instalaciones están localizadas en el sector más residencial y turístico de la ciudad.
También existen otras razones, especialmente de seguridad, algunas nacidas de experiencias históricas. Una de ellas es Génova, ciudad que en la Segunda Guerra Mundial fue prácticamente destruida por tener enclavado en su zona histórica uno de los Fuertes Navales italianos, entonces de más importancia. En circunstancias similares las consecuencias pueden ser iguales.
Pero, aún sin guerra mundial posible, puede suceder lo mismo con vecinos “loquitos”, como los que tenemos hoy, dueños de una irresponsabilidad inmensa igual a su capacidad económica, quienes nos pueden ocasionar daños irreparables.
Para confirmarlo, hace unas décadas tuve la ocasión no envidiable de ser testigo ocasional de una situación que, de haberse hecho realidad, un error de guerra voluntario o no, habría afectado al Barrio de Bocagrande y/o al patrimonio histórico del Centro de la ciudad, en forma extremadamente grave.
No sobra recordar que riesgo similar puede aún suceder con la guerra interna que soportamos. Por fortuna también estamos en momentos de poderlo prevenir.
Igualmente es de importancia considerar la situación geográfica de Cartagena, que facilita la neutralización de los elementos de guerra surtos en su Base Naval, dada la rapidez y efectividad de las acciones bélicas modernas, lo cual la descalifica como posición estratégica para la Armada. Un lugar más favorable para cumplir su misión, por las costas del Caribe, solamente la pueden señalar los estrategas de la Armada, quienes están en mora de hacerlo realidad. Entiendo que ya ha habido proyectos, pero muy tímidos.
Los cambios geopolíticos, las nuevas tecnologías o las simples ambiciones políticas, son igualmente razones que obligan a cambios estratégicos permanentes en la defensa de un país. La posición de la Base Naval de Cartagena debe preocupar al componente de defensa naval colombiano.
Es al Gobierno Central, responsable de la seguridad nacional y en particular la de sus ciudades, a quien corresponde evitar una catástrofe en Cartagena; a la Armada Nacional, asesorarlo recomendándole lo mejor; y a la ciudad histórica, abandonando pasados que ya no pueden ser, exigir lo que necesita para garantizar la seguridad de sus habitantes.
El costo es apreciable y justificable, existirán ambiciones e intereses infinitos, pero el riesgo puede ser inmenso e irrecuperable, en mucho y para muchos. Los costos en seguridad siempre serán menores que los causados por errores prevenibles.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Y en cuanto a la movilidad ya

Y en cuanto a la movilidad ya no se tendría ese bloque impenetrable que obliga a que la salida y entrada de Bocagrande sea tan reducida y tendríamos la ampliacion (tan necesaria) de la San Martín y la continuidad de la avenida de la bahía de Bocagrande hasta el Centro Histórico, logrando así un paseo peatonal desde la Torre del Reloj bordeando toda la bahía hasta la punta de Castillogrande. Seria un elemento turístico y de esparcimiento único, sin mencionar las ventajas en términos de movilidad. Por ultimo, el viejo sueño de la ciudad de conectar Bocagrande con Manga sera ideal por medio de la Base Naval, preferiblemente por medio de un túnel por efectos paisajisticos y patrimoniales y así resolver contundentemente el problema de los trancones de Bocagrande y la conectividad de la ciudad.

El desarrollo acelerado de

El desarrollo acelerado de Bocagrande no ha dado cabida a un mtr mas de espacio publico, son miles de nuevos mtrs2 construidos y 0 de espacio publico. Es increíble que la ciudad no haya tenido en cuenta que el gran numero de nuevos residentes demandarían mas espacio publico, por lo tanto, el déficit actual es inmenso y seguirá aumentando. Es aquí donde el terreno de la Base Naval tiene esa vocación y potencial para ser un gran parque que supla ese necesidad y le de un respiro a Bocagrande

Me parece que ya es momento

Me parece que ya es momento que la ciudad plantee el debate sobre este tema tan importante. Es importante en términos de seguridad, como lo plantea el autor, argumentando la cercanía de la base a los sectores residenciales mas densos de la ciudad ademas del riesgo de la destrucción patrimonial del Centro Histórico. Pero tan importante como la seguridad es el urbanismo. Y en términos urbanísticos los terrenos de la base naval son de gran importancia para todo el corredor turístico e histórico de la ciudad, sobretodo en cuanto a espacio publico y movilidad.