Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Bazurto, Ceballos y otros más

Una cosa es leer las cifras de pobreza e indigencia, suficientemente dolorosas e injustificables, y otra es ver la realidad, palpar la calidad de vida de estos colombianos y colombianas.

Se dice que la pobreza es más dura en clima frío y que los costeños con su música y su alegría, la sobrellevan mejor. Después de recorrer zonas deprimidas de Cartagena y pueblos de Bolívar, es evidente la invalidez de esa premisa. Una visita a Bazurto, el tradicional mercado local, permite conocer de primera mano varias facetas de esa pobreza que invade a Colombia y que se concentra cada vez más en las costas Atlántica y Pacífica. Abandono, desidia de las autoridades, desesperanza, incomodidad, son apenas algunos de los males que allí se identifican.
La plaza de mercado de Sincelejo es mucho mejor que Bazurto. Acá los vendedores no cuentan con las condiciones mínimas para atender su negocio; muchas áreas carecen de verdaderos techos pues los que hay son telas o pajas improvisadas para protegerse del sol y de las altas temperaturas. La basura lo cubre todo, y alimentos perecederos como el pescado, la carne y las verduras están sometidos a temperaturas tan elevadas, que hacen imposible su conservación por largo tiempo. Pero además, este no es solo un mercado con vendedores sometidos a malas condiciones para realizar su labor, sino que es en donde compran sus alimentos, principalmente, los pobres y las clases medias bajas. No hay justificación para que allí no se realicen las obras y mejorar así la salubridad, teniendo en cuenta que se trata de la vida y del bienestar de miles de cartageneros.
Pero el drama de la pobreza no para allí. Ceballos, un barrio cerca del centro, es otro ejemplo del desinterés tanto de las autoridades como del sector privado. Separado por una carretera de Mamonal, el eje industrial de Cartagena, este barrio reproduce lo que se ve en Bazurto. Dicen sus vecinos que la carretera hundió muchas casas cuyas ventanas están pegadas al piso. El pavimento solo cubre la calle contigua a la carretera, como si se quisiera dar la imagen de un mejor barrio. ¿Por qué Mamonal, en un convenio con la Alcaldía, no adopta este sector y mejora la vida de sus vecinos? ¿No sería esta una forma de reducir esa abismal diferencia entre la actividad industrial y el rebusque?
Para ser justos, esta realidad también se observa en otras regiones y en ciudades como Barranca. La capital petrolera sufre de contaminación ambiental, tugurios y casas construidas con pedazos de tela, y barrios subnormales que se inundan. Los servicios públicos tienen grandes deficiencias y las basuras invaden la ciudad. ¿Qué pasará con las cuantiosas regalías que recibe Barranca?
El modelo pro-rico que hoy impera en Colombia se comprueba muy fácilmente, especialmente en la Región Caribe. Pero no solo la situación social es grave sino que la indiferencia de los grupos de ingresos altos es cada día mayor. Más aún, pobre de aquel que se atreve a defender a los pobres si esa actitud toca los intereses del estrato seis. Bazurto y Ceballos son prueba de un modelo de desarrollo que tiene que cambiar, porque sin empleo no hay limosnas que valgan para sacar a los sectores pobres de su lamentable situación.

*Senadora Liberal

cecilia@cecilialopez.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

2- Foooooooooo. La zona de

2- Foooooooooo. La zona de pescado y carnes. Sacan carnes de unas latas de siempre de dudoso aseo con dudosa calidad de agua. Y expendios cerca a zonas muy contaminadas y pestilentes dentro y afuera las orillas de la ciénaga. Cuando pasa por la Avenida del Lago fooooooooooo huele al Mercado de Bazurto, la plaza mayor de Cartagena de Indias. Que alguien haga un documental completo, sin tapujos y los presente en TV nacional

1-Huuuuuyyyyyyy se quedó

1-Huuuuuyyyyyyy se quedó corta Senadora Fue demasiado diplomática El mercado de Bazurto es denigrante, sucio, asqueroso y supremamente contaminado para todos los estratos sociales y económicos (hoteles 6 estrellas) de la ciudad turística y cultural de Cartagena. Masas de barro muy contaminados por doquier y pilas de alimentos (plátano, yuca, ñame, ahuyama, frutas, etcétera) sobre ese barro seco. Y de allí salen rebusque y carretas a vender alimentos por los barrios de toda Cartagena

si la alcadesa que defiende a

si la alcadesa que defiende a bazurto y dice que está trabajando por el pueblo porque no cambia su oficina con a.a y se pasa un mes allá para ver en que termina bazurto y su falta de higiene....que porqueria que verguenza para un ciudadano pasar por bazurto ahí está lo peor de lo que es un ser humano

Dra. Cecilia López, descubrió

Dra. Cecilia López, descubrió muy tarde los problemas de Cartagena. Tiene usted por lo menos un atraso de 20 años en la radiografía de los problemas de nuestra ciudad. Por favor asesórese mejor y no se quede con las primeras impresiones.