Indicadores económicos
2017-11-20

Dólar (TRM)
$3.003,19
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.542,26
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,09
Petróleo
US$56,55

Estado del tiempo
2017-11-19

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 11:42

Marea max.: -11 cms.

Hora: 21:56

Dirección viento: Sur suroeste

Intensidad viento: 8 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-11-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Celebraciones

El escándalo reciente que salpicó a la ex reina de belleza, Valerie Domínguez, ampliamente divulgado, y conocido ya por muchos de ustedes, es el detonante propicio para una reflexión que con frecuencia, puede repetirse y ahondarse entre los colombianos.

¿Qué papel juegan, realmente, el amplio repertorio de ex reinas de belleza, actrices, modelos, y figuras femeninas de la llamada farándula en nuestra sociedad? ¿Quiénes son? ¿Qué las caracteriza? ¿Por qué resultan untadas de semejantes algarabías? ¿Por qué es tan común que inusitadamente, terminen siendo mujeres de negocios, empresarias, presentadoras de televisión, actrices?
La multiplicidad de talentos es un rasgo asociado comúnmente al Renacimiento. Entonces, era común que ciertas personas gozaran de dotaciones versátiles de talento. ¿Es que el talento de estas damas recae verdaderamente en la versatilidad? ¿Poseen un carácter tan vasto, virtuoso y dotado de aptitudes? ¿Tienen alguna facultad renacentista? ¿Son de temperamentos tan ejemplares? ¿Es tanta su capacidad que el resultado no pueda ser otro que este que diariamente debemos soportar?
Que las señoritas célebres de nuestro país, además de su cuota de desnudez en las publicaciones típicas, terminen siendo, con una espontaneidad arrolladora, tan capaces de tantas cosas. El ejemplo más emblemático ha sido el de adquirir millonarios subsidios de Agro Ingreso Seguro. Pero hay más y de otros tipos.
El caso de Valerie Domínguez es una metáfora de este panorama. Es que tal vez, somos nosotros los que celebramos con indulgencia el protagonismo de este tipo de personajes cuyo talento, muchas veces, radica en la belleza corpórea, los ánimos escaladores y el más desencarnado cinismo. Aquí, por supuesto, pienso en la señorita Domínguez, que luego de haberse anotado más de 300 millones, por mantener vínculos amorosos con el señor Dávila, decidió renunciar a ellos a raíz del escándalo. No por conciencia moral.
No se trata tampoco de afirmar que todas estas mujeres estén hechas con principios iguales. Indudablemente, algunas de ellas tienen mérito por sus conversiones hacía el mundo comercial. Otras, como Adriana Arboleda, poseen una elegancia similar a la de una Hepburn. Pero sinceramente, que Natalia París pase de afiche de taller de mecánica a gran empresaria; que Carolina Cruz, con su exasperante falta de criterio sea icono nacional; que Isabela Santodomingo se haya ganado un premio del talante de Mujer Colombiana 2009; nos habla mucho sobre el imperio de frivolidad y ridiculez que idolatra la sociedad colombiana.
El patrón comienza, muchas veces, en los reinados de belleza. Luego, las ganadoras resultan siendo, milagrosamente, grandes perfomers, ¡actrices de cepa! Después, tal vez, inician algún negocio, escriben un libro, terminan corriendo rumores de vínculos con mafia, atraviesan intrincados procesos quirúrgicos y aterrizan en el set de algún canal de renombre.
Alguna vez, en un film escuché una frase muy acertada: que la palabra celebridad se refería, en el fondo, a aquello que como sociedad, escogemos celebrar. ¿Qué denota la idolatría hacía estas mujeres? ¿Qué valores se ocultan allí? Y más aún ¿qué nos dice acerca de las expectativas que se mantienen, en el subconsciente colectivo, sobre la feminidad colombiana?

*Historiadora, periodista y escritora

rosalesaltamar@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

El problema de sociedad

El problema de sociedad colombiana es que esta enferma de frivolidad . Como aqui vale mas parecer que ser , entonces ser una mujer bella es un activo muy importante . De alli que las contratan para ser presentadoras de noticieros , para desfiles , campañas politicas etc , pero como la belleza es efimera , cuando vienen cuesta abajo , se prestan para todo : testaferrato , prepagos , amantes de ocasion de narcos y otras cosas peores .

DOLOR DE PATRIA. SON LAS

DOLOR DE PATRIA. SON LAS TIPICAS "MUÑECAS DE LA MAFIA".
AQUI TODOS ESTAMOS PERDIENDO, HAY MANOS "INVISIBLES" DETRAS DE TODO ESTE DESBARAJUSTE SOCIAL QUE LLEVAMOS, LOS MENSAJES QUE NOS LLEGAN DESDE ARRIBA SON MALOS, Y, LO QUE ESTA MALO TIENDE A EMPEORAR.
BUENO TU ARTICULO, SERIO, CENTRADO.
CON DOLOR, SON LAS "NIÑAS BIEN" DE COLOMBIA, USADAS COMO MERCANCIA, QUE PENA.