Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-09

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 00:21

Marea max.: 20 cms.

Hora: 07:38

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Censos

Tres siglos de historia demográfica de Cartagena de Indias, el libro de María Aguilera Díaz y Adolfo Meisel Roca, que acaba de publicar el Banco de la República, estudia en detalle tres censos de población de Cartagena de Indias: los de 1777, 1875 y 2005.

¿Por qué lo reseño? Porque es un libro que va más allá del ámbito especializado de historiadores y economistas y de la historia económica que ha sido el centro de las investigaciones de Aguilera y Meisel. Las 140 páginas del libro son, por la contundencia de las cifras y la agudeza de los comentarios, un mapa de revelaciones en claroscuro, desplegado sobre tres siglos de vida de la ciudad.
No es un libro “árido”, como suele decirse injustamente de los libros cruzados por cifras y estadísticas. Todo lo contrario: la cifras de los censos de población, que son tres períodos diversos en la historia de Cartagena, son punto de partida para la lectura crítica de un momento culminante del esplendor colonial (1777), seguido del deprimente estado de postración a que llega la ciudad en las décadas posteriores a su Independencia.
Pocas veces he leído libros de este género que me ofrezcan, como el de Aguilera y Meisel, la visión fascinante de tres épocas, el trazado de su vida cotidiana y las características de su población. Esplendor colonial, decadencia republicana y recuperación gradual en la accidentada modernidad de los siglos XIX y XX. Éstas son algunas de las instancias que recorren los comentaristas, acompañando las cifras, limitadas en algunos casos, con comentarios críticos e incluso polémicos.
Se trata de un libro que responde preguntas de la Historia pero, sobre todo, que responde las preguntas sencillas de quienes no están profesionalmente familiarizados con la Historia, la Economía y la demografía. Por todo esto es un libro útil y revelador para todos, quiero decir, para quienes deseen proyectar la película de una ciudad que pasó de tener 13.690 habitantes en 1777, a los casi 900 mil en 2005, habiendo pasado, entre finales del XIX y principios del XX, por poblaciones oscilantes entre los 9.491 a los 9.681.
¿Recuerdan los cartageneros que su ciudad tenía 25 habitantes en 1810, un año antes de proclamar su Independencia? Cuando uno se asoma a este libro, visualiza esplendor y decadencia, asiste a las recuperaciones lentas de la vida económica y social de Cartagena, a su crecimiento urbanístico del último medio siglo y a los vaivenes de su riqueza empresarial, pero tiene que bailar también al ritmo de una prosperidad que, paradójicamente, no ha servido para eliminar las viejas injusticias, las desigualdades y la cada vez más temida ronda de la pobreza.
El paseo por la demografía de Cartagena desde finales del siglo XVIII hasta comienzos del XXI es accidentado y oscuro. Contiene pasajes luminosos, pero deja ver grietas profundas entre los extremos de la riqueza y la pobreza histórica de la población mayoritaria. La argumentación incontestable de las cifras se vuelve así un aporte fundamental en las interpretaciones de Meisel y Aguilera.

*Escritor

salypicante@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese