Indicadores económicos
2017-07-26

Dólar (TRM)
$3.026,22
Dólar, Venta
$2.850,00
Dólar, Compra
$2.645,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.523,73
UVR, Ayer
$251,58
UVR, Hoy
$251,59
Petróleo
US$48,75

Estado del tiempo
2017-07-27

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 09:27

Marea max.: 12 cms.

Hora: 02:06

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 11 a 29 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 35 ºC

Pico y placa
2017-07-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2 -
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Ciclón en la Iglesia

Hace más o menos cinco años hubo varios escándalos de pederastia que amenazaban el prestigio aparente de obispos y clérigos comprometidos hasta la coronilla.

Aquí en Colombia tuvimos uno, el del padre Rozo, que sacudió al país y salpicó a nuestra jerarquía eclesiástica por el hecho de que el más insólito de los abusos del curita dañado recayó en un sobrino suyo, un adolescente desgarrado por el sadismo del tío.
El caso del reverendo Lawrence Murphy, que dio buena cuenta de la inocencia de 200 niños sordos en una escuela de Wisconsin, ha desatado un ciclón de vientos arrasadores por las revelaciones del New York Times. Tan graves, y tan bien fundadas, es decir, basadas en pruebas que posee el periódico, que están sangrando la piel del Santo Padre y la de su secretario de Estado. En la propia Alemania el eco de la noticia ha afectado la confianza que tenían sus paisanos en la persona del pastor y de su misión.
La respuesta del Vaticano ha sido decepcionante, porque es la repetición de uno de los lugares comunes más socorridos de quienes carecen de argumento para defenderse: “Es una campaña para enlodar el nombre del Sumo Pontífice”. Doloroso, sin duda, para un Papa con la personalidad y los dones de Benedicto XVI, a cuyo cargo estuvo nada menos que la Congregación de la Doctrina de la Fe, y en cuya condición fue informado por el entonces arzobispo de Milwaukee, Rembert Weakland, de la descomposición moral de Murphy, afrentosa para su ministerio y vergonzosa para la Iglesia.
Pensar, en un mundo cubierto e instrumentado por las comunicaciones desde hace treinta años, que callando se “protegía a la Iglesia del escándalo”, era una soberana ingenuidad, pues había documentos cruzados entre los arzobispos de Wisconsin y el cardenal Ratzinger, y entre aquellos y el cardenal Bertone, que confirmaban lo sucedido. Lo peor fue que en nada quedó el juicio canónico secreto ordenado por Bertone, y que si concluía con la expulsión de Murphy de todos modos trascendería la explosión de los arrebatos impúdicos del enjuiciado.
Tal vez una noble debilidad –humanos somos– ante el arrepentimiento que Murphy le confesó al cardenal Ratzinger en una carta en la que imploraba el perdón, pidiéndole además que lo dejara morir tranquillo en la “dignidad de mi (su) sacerdocio”, detuvo al jerarca en su deber de sancionar al pedófilo que perdía el control frente a las urgencias de su aberración. Es esa la reflexión que suscita el talante de Su Santidad, aprisionado entre el peso de su responsabilidad y los remordimientos de un enfermo del cuerpo y del alma.
En medio del drama que está viviendo en la soledad de sus meditaciones, Benedicto XVI es tachado, por desdicha, de encubridor. Encubridor de un pecado que es también un delito de malvados, y que tampoco comprendemos por qué no lo condenaron los jueces y fiscales que asumieron su conocimiento. A los católicos nos conmueve imaginar a un hombre grande y altruista en el laberinto en que lo encerraron las pasiones malsanas de una alimaña sin fronteras, pero que ablandó al guardián de la fe solicitándole “su bondadosa ayuda en este asunto”.
El de los 200 niños sordos que no hallaron bondad que los reparara ni en la justicia canónica ni en la ordinaria.

*Columnista y profesor universitario

carvibus@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese