Indicadores económicos
2017-03-27

Dólar (TRM)
$2.899,94
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.133,38
UVR, Ayer
$246,80
UVR, Hoy
$246,88
Petróleo
US$47,97

Estado del tiempo
2017-03-27

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 16:24

Marea max.: 11 cms.

Hora: 23:07

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 11 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-03-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Comunicación asertiva

En estos días he estado realmente estresada y renegando por la modernización, pues últimamente me llegan más mensajes de correo electrónico de los que puedo contestar.

Y es que de pronto hemos olvidado lo que es comunicarnos a través del lenguaje hablado sencillo que utilizaron nuestros bisabuelos o abuelos, pero que ahora parece olvidado por muchos de nosotros.
Varios eventos me han hecho renegar de la modernización: el primero es que esta semana llegué tarde a una reunión, porque mediante varios correos electrónicos (al menos 10), se había establecido la hora del encuentro, pero mientras yo estaba en otra reunión alguien escribió que no podía (obviamente ni me enteré) y solicitó que se adelantara la hora, a lo que los otros invitados (quienes estaban en sus oficinas) contestaron que sí.
Otro evento, aún más memorable, me lo contó un amigo: en su oficina había un clima de tensión exagerado por unos correos electrónicos que estaban circulando. Era casi una guerra electrónica (si es que esta palabra se puede utilizar) entre dos personas de su organización, quienes no contentos con ofenderse mutuamente bajo el “hiriente lenguaje de la decencia”, le enviaban copia a una gran cantidad de personas no implicadas en la discusión, y que en algunos casos ni entendían la razón de dicha disputa electrónica; y en otros casos simplemente esperaban ávidos el siguiente correo, para mirar en que terminaría esa lucha.
Este caso me hizo reflexionar acerca de las habilidades de los verdaderos líderes, pues no debemos olvidar que éstos, dentro de las muchas habilidades que deben tener, deben ser guías de los equipos de trabajo para motivarlos a llegar más allá de lo que individualmente podrían hacer, por lo cual una de sus mayores competencias tiene que ser el manejo asertivo de la comunicación.
Cientos de correos llegan al día. Muchos de ellos son para información, otros tantos para invitaciones, otros son los denominados spam, o basura. Algunos de los realmente urgentes se pierden a veces entre todos los demás que llegan. Las anteriores muestras hacen referencia a mensajes recibidos, pero nada se ha dicho sobre mensajes transmitidos, los cuales hablarían de una verdadera “acción de poner en común”, es decir una verdadera comunicación.
Todo lo anterior implica un gran reto: diseñar estrategias para que la comunicación vuelva a cumplir su papel, entendida como la unión que se establece entre dos, y que debe propender por las conversaciones tradicionales, en las que seguramente se puede reflexionar sobre el crecimiento mutuo, pues la comunicación oral tiene la ventaja sobre el lenguaje escrito, que su cuerpo y sus manos comunican, pero sobre todo que enseñan, para que un grupo de personas se conviertan en un equipo de trabajo.
Obviamente no desconozco las ventajas del correo electrónico, pero estoy segura sobre las ventajas de escoger el medio de comunicación apropiado, pues cuando aprendemos a manejar la comunicación asertiva que propende por un ambiente de trabajo que inspire confianza, que estimule la sinergia, la creatividad, generará buenos resultados para la organización en términos de productividad y rentabilidad.

*Docente Universidad Tecnológica de Bolívar

nhuertas@unitecnologica.edu.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese