Indicadores económicos
2018-06-25

Dólar (TRM)
$2.918,22
Dólar, Venta
$2.790,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,36
Euro
$3.399,14
UVR, Ayer
$258,91
UVR, Hoy
$258,93
Petróleo
US$75,54

Estado del tiempo
2018-06-25

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 05:43

Marea max.: 19 cms.

Hora: 22:09

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.2 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2018-06-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

5 - 6
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Contigo en la distancia

Esta hermosa canción ha cobrado especial vigencia por un nuevo capricho enviciador. Se satisface el viejo anhelo de conversar con seres lejanos. La ciencia y la técnica han desbordado los misterios de la telepatía.

Los heraldos portaron mensajes en la antigüedad. No hace mucho se enviaba un recado con un “propio”. Las señales de humo avisaban de un suceso. Los tambores africanos anticiparon a periódicos transmitiendo una noticia. Las campanas de las iglesias conmueven al traer la voz de Dios.
Nos resistimos a creer que el gruñido fue antecedente de la palabra. Nos parece imposible que el mordisco terminase convertido en beso. Desde la caverna ha habido diversas formas de comunicarse.
La venganza del mundo moderno se nos vino encima. Los nuevos juguetes electrónicos mantienen a muchos en un trance autista. Envían y reciben mensajes de gentes remotas. Pero comunicarse es algo mucho más serio. Cuando más artefactos y sistemas existen, la comunicación es más complicada. En toda reunión cada día hay más absortos sometidos al instrumento.
Se desprecia la posibilidad de conversar, por atender a interlocutores distantes, mediante artefactos de estrambótica apariencia. Esos utensilios que manipulan con los pulgares imponen estúpida dependencia.
El género epistolar está en franca decadencia. En los negocios lo escrito se limita a una confirmación de algún convenio oral o telefónico. Los memorandos reemplazaron las misivas. En materia sentimental la carta es algo ridículo, aun cuando la cursilería le otorgue especial encanto.
El teléfono ha sido recurso importante. El celular entrometido a toda hora y en todas partes. Ambos tienen la ventaja de ayudar a los tímidos cuando piden o reclaman. Muchos cobardes adquieren coraje detrás de una bocina. Los impertinentes no tienen fronteras. Al enviar una carta no sabemos cuándo y dónde será leída. Releer una carta también es una reflexión, un recuerdo.
Para iniciar una conquista se obtenía el número telefónico. Hoy los muchachos piden el E-mail cuando no piden otra cosa directamente. Los amores electrónicos pueden ser milagrosos, pero amor de lejos siempre será amor de pendejos. El frío internet deshumaniza y elimina sobres, estampillas, carteros, y todo ese anacrónico sistema que nos ha trajinado. También acabó con emisarios y diplomáticos.
La mayoría de las cartas son constancias y confesiones. En ellas van sentimientos y desvaríos. A veces nos escribimos a nosotros mismos. Así como algunos se engolosinan al escuchar su propia voz, no faltan quienes se ríen de sus propios cuentos.
Otro correo se corrompió. Está contaminado por toda una basura de ofertas y gangas que patrocinan, entre otros, los inefables bancos. Estos actúan como alcahuetes de agresivos mercaderes para invadir nuestra intimidad. Nos ofrecen artefactos innecesarios, cursos para aprender lo imposible, sistemas para adelgazar sin dejar de comer, ungüentos para las arrugas del alma.
En la historia de la humanidad nunca hemos estado peor comunicados que hoy, pese a que dizque existe una ciencia de la comunicación. Los avances tecnológicos han hecho esta Babel más terrible, más confusa.
La peor vaina: nadie nos escribe para darnos, casi siempre es para quitarnos.

*Abogado, Ex Gobernador de Bolívar y Ex parlamentario.

augustobeltran@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Por que siempre la

Por que siempre la abundancia de negativismo extremo.