Indicadores económicos
2017-11-24

Dólar (TRM)
$2.982,73
Dólar, Venta
$2.833,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.533,93
UVR, Ayer
$252,10
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$57,97

Estado del tiempo
2017-11-24

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 17 cms.

Hora: 15:12

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.3 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 28 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-11-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
7 - 8
Motos
S/M

De adúlteras y adúlteros

Es evidente que a las mujeres se les exige un mayor cumplimiento de ese compromiso que denominamos fidelidad conyugal. A los hombres se nos trata con flexibilidad y tolerancia.

Pero hay todavía pueblos en los que los derechos humanos para con la mujer no existen. Todo el planeta se muestra expectante ante la decisión de las autoridades jurídicas de Irán, que han condenado a muerte por medio de lapidación a Sakineh Mohammadi-Ashtiani, madre de dos hijos, acusada del delito de adulterio. La protesta mundial se ha hecho sentir, hasta el punto de que modificaron la sentencia: morirá, pero mediante la horca. Se nos hace increíble que en Irán, cuna de la civilización persa, en pleno siglo XXI sigan aplicando procedimientos tan primitivos.
Si entre nosotros se aplicara una legislación parecida, nuestra población se vería sustancialmente mermada. Y si la pena por adulterio se extendiera a los varones, casi desapareceríamos. Afortunadamente aquí aplicamos otros métodos que nos permiten vivir más y placenteramente.
Famoso fue el Código de Hamurabi, sexto rey de las primeras dinastías babilónicas. Hamurabi reinó hace un poco más de 4.000 años. Veamos qué nos dice su código sobre el adulterio.
“Artículo 129. Si se sorprende a la esposa de un hombre acostada con otro hombre, se atará a los dos adúlteros y se les echará al río. El marido tiene derecho a perdonar a su esposa, y el rey también puede salvar al hombre.”- “Artículo 131. Si un hombre acusa, sin pruebas a su mujer de haber dormido con otro hombre, ella puede justificar su inocencia con un juramento e irse a casa de su padre”.
Puede observarse que el Código de Hamurabí, a pesar de ser tan antiguo, se muestra más clemente con la mujer adúltera y algo severo con los hombres. También da cabida a los cornudos que, al parecer, han existido siempre.
Por las Sagradas Escrituras sabemos que entre los antiguos hebreos la práctica de la lapidación como método de muerte para las mujeres adúlteras, era cosa común y corriente.
En los Evangelios según San Juan, capítulo 8, versículo 1/11, leemos: “Jesús se fue al monte de los Olivos. Al amanecer volvió al templo y toda la multitud venía a él. Entonces se sentó para enseñar. Los maestros de la Ley y los fariseos le trajeron una mujer que había sido sorprendida en adulterio. La pusieron en medio y le dijeron: ‘Maestro, han sorprendido a esta mujer en pleno adulterio. La Ley de Moisés ordena que mujeres como ésta mueran apedreadas. Tú, ¿qué dices?”. Con esto querían ponerlo en dificultades para poder acusarlo. Jesús se inclinó y se puso a escribir en el suelo con el dedo. Como le seguían preguntando, se enderezó y dijo: “El que no tenga pecado lance la primera piedra”. Se inclinó de nuevo y siguió escribiendo en el suelo. Y todos se fueron retirando uno a uno, comenzando por los más viejos. Y dejaron a Jesús solo con la mujer, que seguía de pie en medio. Entonces se enderezó y le dijo: “Mujer, ¿dónde están? ¿Ninguno te ha condenado?”. Ella contestó: “Ninguno, Señor.” Jesús le dijo: “Yo tampoco te condeno. Vete y no vuelvas a pecar en adelante.”
Este episodio de la vida de Jesús marcó un hito importante en el comportamiento de la humanidad. La sentencia: “El que esté libre de pecado que tire la primera piedra”, tiene vigencia en muchos aspectos del comportamiento humano”.

*Asesor Portuario

fhurtado@sprc.com.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese