Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

De nuevo la violencia en Cartagena

El último especial de Pirry para RCN televisión tuvo otra vez la violencia en Cartagena de protagonista.

No se trató del tema de las pandillas de los barrios, que en su momento causó tanto escándalo, sino de algo más serio y de consecuencias más graves, entrelazado, en todo caso, con el asunto de las pandillas: se refirió al sicariato y su acción criminal en nuestro medio.
Nadie puede dudar, después de ver este programa, la clase de protagonismo que el asesinato de civiles en las calles de Cartagena ha cobrado en las pasadas semanas. Por supuesto que la muerte a tiros de un hermano del ministro de minas disparó la atención de los medios de comunicación. Quedó claro, conociendo la personalidad y la conducta intachable del asesinado, que los crímenes no eran, tal y como los había calificado el comandante de la Policía, un simple asunto de guerra entre bandas de sicarios.
Lo dije en una columna pasada, y mucho antes de que asesinaran al hermano del ministro, que en Cartagena la violencia se había desbordado y actuado sin control: si se procede a una rápida revisión, encontraremos que en lo que va del último año, han caído asesinados a bala, muchos a la luz del día, por el procedimiento de atacar en motos, comerciantes distinguidos, líderes de barrios, dueños de pequeños negocios y artesanos, que aparentemente nada tienen que ver con el sicariato.
El problema de fondo es que fuera de las noticias que con rigor recibimos por este periódico y otros medios de prensa, y la observación simplista de que se trata de enfrentamientos entre bandas de sicarios, poco o nada es lo que se ha explicado por parte de las autoridades de la ciudad al respecto.
No sabemos casi nada sobre los móviles de tantos crímenes, y ni siquiera sobre el del hermano del ministro, pese a que por tratarse de quien se trataba, los asesinos fueron rápidamente localizados. Ni tampoco sabemos en qué medida, lo mencionaba Pirry en su programa, se han establecido algunos nexos entre pandillas locales y el sicariato. Ni hasta qué punto este aumento extraordinario de la criminalidad pueda estar asociado a situaciones socioculturales, de las cuales la más comentada es la inequidad y desigualdad a límites intolerables que se observa entre la muchedumbre sin ejercicios plenos de ciudadanía que vive en los barrios populares y la escasa minoría que mora entre el lujo y la sofisticación.
Por supuesto que las medidas policivas son absolutamente necesarias. Que es importante reforzar la vigilancia, tal y como se ha venido haciendo, aunque no dejo de preguntarme si se le ha dado prioridad a esos sectores en donde la violencia parece estar más arraigada. Puede no ser suficiente.
Es hora, pues, de promover un debate ciudadano sobre la violencia y la inseguridad en Cartagena que nos ayude a comprender mejor sus causas y a proponer soluciones.

NOTA APARTE: En relación con la polémica surgida en este medio sobre si existió o no Benkos Bioho, debo aclarar que no recuerdo haber tenido de alumno al señor Salazar, que no consultó conmigo el contenido de su carta al Buzón y que no he enseñado nunca un curso sobre la personalidad de este líder.

*Historiador. Profesor de la Universidad de Cartagena.

alfonsomunera55@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese