Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Del triunfo y algo más...

Con la victoria del candidato Juan Manuel Santos y de su propuesta de unidad nacional, se abre un nuevo camino para los colombianos. En efecto, el espíritu convocante e incluyente de esa propuesta de gobierno impone a los demás órganos del poder público y a los partidos políticos, una actitud consecuente, más allá de egoísmos e intereses partidistas.

El Congreso Nacional, por ejemplo, deberá ser caja de resonancia de reformas represadas durante muchos años, que por falta de suficiente consenso en las cámaras legislativas, no han podido aprobarse. En verdad, la inequidad social y corrupción altas, imponen no solamente una actitud reflexiva sino una instrumentación legislativa que responda en forma adecuada a los desafíos planteados, sin prescindir del control político, porque sólo con un ejercicio competente de esta trascendental función, las leyes podrán ser más confiables.
Por otra parte, no pueden existir dudas en cuanto a que la administración de justicia está en una de sus crisis peores. Por ejemplo, la omisión manifiesta en el cumplimiento de sus deberes constitucionales por parte de la Corte Suprema de Justicia de elegir el Fiscal General de la Nación, puede mostrarse como expresión preocupante de esa crisis.
En cuanto a la situación interna de los partidos políticos tradicionales y de los que están por consolidarse, todos deberán hacer su propia catarsis.
No seré yo quien meta baza en un partido al cual no haya pertenecido. Por ello, limitaré mis opiniones al Partido Liberal Colombiano, que pasó a cuidados intensivos y cuyo estado de postración exige una operación de alta cirugía. Los fracasos electorales sufridos en los últimos años, bajo la orientación de una dirección errática y elitista, en contravía de los lineamientos de la Constituyente liberal del año 2000 y la voluntad expresada por más de dos millones de liberales en la consulta popular del 2002, no pueden pasar inadvertidos. ¡Faltaba más!
¿Quién puede decir que en la orientación del Partido no se excluyó la participación de sus sectores sociales, a los cuales se les había garantizado igual poder que a los sectores propiamente políticos? ¿Acaso puede controvertirse que el gran responsable de esa dirección errática fue el ex presidente Gaviria, acolitado por la rosca parlamentaria, con sus réplicas regionales?
El viejo y aprestigiado Partido Liberal estaría al borde de su extinción, como lo afirmara uno de nuestros mejores analistas políticos, el doctor Juan Manuel López Caballero, en el programa de opinión que dirige William Calderón. Que el apoyo popular se hubiera reducido a un 4%, en cabeza del candidato Rafael Pardo, exige actos de rectificación inequívocos y uno de estos debe ser su renuncia como Director del Partido, acompañada de la convocatoria inmediata de un Congreso extraordinario, no solamente para cambiar de piloto sino para implementar una nueva política que tenga -como gran propósito- la reintegración de las fuerzas liberales, hoy dispersas.
César Gaviria y Rafael Pardo fracasaron en la conducción del Liberalismo. No merecen que el Partido los siga considerando como sus orientadores. Hay que abrirle paso a nuevos valores. ¡He ahí el camino!

*Ex congresista, ex ministro, ex embajador.

edmundolopezg@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

El partido liberal , otrora

El partido liberal , otrora grande , sirvio para para que una multitud de politicos corruptos hicieran dinero , mediante contratos , chanfainas y coimas, la prueba es que la mayoria de sus dirigentes regionales estan presos . Gaviria, Pardo y el resto de lo quedo de esta organizacion , no son inocentes pues tambien delinquieron por omision , pero no han sido sino sindicos de un quiebra

Como me encanta que ya el

Como me encanta que ya el Dr.Edmundo Lope Gomez tambien toque la crisis profunda en que se encuentra la Justicia en Colombia.El toca la eleccion del Fiscal General de la Nacion.y Por que no,No?.La eleccion de Jueces y Magistrados en dondde la Crisis de corrupcion es mayor.Ya tambien nuestro Presidente Electo toco la eleccion del Fiscal General de la nacion,pero observo que los Magistrados de las altas Cortes empiesan a agacharse.Aqui hay foristas como Excalibur que tienen ideas brillantes para formar mesas de trabajo en distintos municipios para estos casos Creo que manos a la obra,y personalmete ofrezco mi concurso..

Cesar Gaviria y Rafael Pardo

Cesar Gaviria y Rafael Pardo fracasaron, de acuerdo, pero porque? Por ser leales a la constitucion y por apoyar el estado de derecho. A Edmundo Lopez Gomez solo le interesa el numero de votos, no le preocupan las ideas o los principios. Me imagino que los lideres o "conductores" que Edmundo Lopez Gomez apoyaria seria del calibre de Salvatore Mancuso o mejor aun de Juan Manuel Lopez, si es que se pueden diferenciar.