Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Derecho de visitas: manipulación

Es el que tiene uno de los cónyuges separados o divorciados, para visitar a sus hijos, cuando la custodia ha sido entregada al otro, generalmente a la madre, como quiera que cumple el rol emocional en la familia, y el padre el papel instrumental.

El legislador incluyó la participación del padre, de manera directa, en la educación, formación y atención de los hijos. Por esta necesidad, se crea el derecho de visitas. Cuando se trata de cónyuges que han roto sus relaciones de manera traumática, el derecho de visitas, antes de ser ejercido con la finalidad dada por el legislador, se utiliza como venganza contra un padre y otro.
Es usual escuchar en centros de conciliación cómo los padres ponen a los hijos menores en situación gravosa, en medio de una guerra de poderes, donde no se busca su bienestar, sino cómo obtener el control sobre el otro padre, hiriéndose mutuamente a través de los hijos.
Esto genera en los menores, e incluso en los adolescentes, inseguridad, traumas sicológicos, desadaptación social, desacreditación sobre la opinión sobre el otro padre, aprovechamiento de dádivas excesivas del padre o madre, con la finalidad de persuadirlos para que se queden con ellos, y más cuando uno de ellos detenta mayor poder económico que el otro; más horrendo es cuando a lo anterior se le suma una investigación de brujas, para saber si el ex cónyuge tiene o no una pareja nueva, caso que agrava la situación, porque comienza a actuar el ego propio, y la falta de respeto hacia la vida privada de la persona que una vez fue su compañero de la vida.
Es usual también acudir a una y otra autoridad de familia, a contar su historia propia, amañada, llena de manipulaciones, arbitrariedades, acusaciones con o sin razón ni prueba alguna; más triste es cuando esto se une al tráfico de influencias con las autoridades, y las amenazas de que se goza de buenas relaciones con la rama judicial y autoridades del caso, lo que aumenta la inestabilidad familiar, el distanciamiento de la familia nuclear y extensa, y por ende, lo ya dicho, la crueldad que convierte a los hijos en chivos expiatorios de sus desavenencias intra y extra personales.
Lo anterior se deduce porque sólo una persona que no haya podido resolver sus conflictos internos, es capaz de actuar pensando sólo en los intereses y sentimientos personales, agrediendo la salud emocional y formación de sus hijos, dejándolos en el último lugar de sus prioridades.
Existiría homeostasis familiar si los padres entendieran que se puede dejar de ser pareja, pero nunca dejar de ser padres; que la formación excelente es fruto del buen ejemplo que reflejan las obras; el buen padre muerto seguirá educando más allá de su existencia, pero el divorciado de manera traumática, no.
Si entendieran que con el buen ejemplo se conserva el prestigio que permite ejercer la autoridad, y que en la juventud se aprende, pero con la edad se comprende la vida propia y la de los demás, se evitarían estos daños y se respetaría el interés superior y derechos del menor.

*Especialista en Derecho de familia; esp. en Conciliación y Arbitraje; Esp. en Orientación y Asesoría familiar; Maestría en Derecho Procesal Civil y Patrimonio. Dir. Consultorio Jurídico y Centro de Conciliación - U- Libre de Cartagena.

tbarrozo@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese