Indicadores económicos
2017-11-25

Dólar (TRM)
$2.976,39
Dólar, Venta
$2.833,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.535,05
UVR, Ayer
$252,10
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$58,85

Estado del tiempo
2017-11-25

marea

Marea min.: -10 cms.

Hora: 00:11

Marea max.: 16 cms.

Hora: 15:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-11-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Desarrollo municipal, inversión e impuestos

Un gobierno sin recursos propios no puede cumplir con sus funciones. Esto es muy cierto en el nivel nacional, y es aún de mayor importancia en el local, donde no hay las mismas facilidades para contratar crédito y en donde una buena administración puede hacer mucho en poco tiempo si tiene los recursos.

El ejemplo colombiano que respalda esta manera de pensar es Bogotá, que en pocos años dio la vuelta y pasó de ser una de las “niñas feas” de América Latina, a una de las más admiradas y visitadas. El origen de este éxito fue dotar a la ciudad con una base tributaria sólida. Sin ella, Bogotá no hubiera podido ordenar sus finanzas. Y no hubiera podido hacer las inversiones físicas que le cambiaron la cara, ni dejar el legado brillante que, un poco menoscabado, se mantiene. La capacidad de generar recursos vía impuestos es lo que le permitió a Bogotá mejorar la calidad de vida.
Los ejemplos de Medellín y recientemente el de Barranquilla corroboran esa conclusión. Las ciudades capitales y los municipios que mayores recursos propios generan, son los que muestran en Colombia los mejores resultados en la satisfacción de las necesidades básicas. Curiosamente, los que tienen acceso a regalías no se comportan como los que poseen recursos provenientes de impuestos, sino que son más propensos a emprender malos proyectos y a despilfarrar. Este es un argumento muy fuerte para justificar una reforma a fondo del régimen de regalías, como la que propone Santos.
También es una razón de fondo para apoyar los esfuerzos de los mandatarios locales para reforzar y para reformar los impuestos municipales. Estos esfuerzos generalmente son mal recibidos por los ricos propietarios de finca raíz y por los políticos que representan sus intereses. En el nivel nacional, hay la tradición de que los legisladores apoyan las reformas de impuestos, aunque el clientelismo ha contaminado esa tradición. Le exige tajada al gobierno a cambio de la aprobación de impuestos, con lo que se ha conseguido que cada reforma sea marginalmente menos efectiva que la anterior. En los municipios el clientelismo opera a sus anchas, pero la responsabilidad fiscal no ha ingresado a los concejos.
Vamos a ver cómo le va a la alcaldesa de Cartagena con el proyecto de reforma de los impuestos municipales que le presentó al Concejo de su ciudad, que claramente necesita mayores recursos, pero que ya tiene rebotada a gente como la que se describe en esta nota.
Ellos no se dan cuenta de que si no mejoran los impuestos de la ciudad, no podrán sostener la situación actual, en la que los ingresos del quintil más alto de la distribución de ingresos son 27 veces los del quintil más bajo. Convive una ciudad legendaria y llena e atributos con otra que carece de servicios y se arrastra por sus calles polvorientas, cada vez más agobiada por la pobreza, el desempleo y el crimen.
Cartagena logró aumentar su inversión social en educación y salud, principalmente, y más que duplicarla desde 2000. Pero la inversión en proyectos de infraestructura está en el mismo nivel de hace 10 años. Pide a gritos grandes inversiones físicas y ellas requieren impuestos.
¿Cuánto tiempo creen que se mantendrá esa situación de desigualdad extrema y parálisis de la inversión pública, sin que los males de la ciudad pobre arrastren a la otra y le pongan fin a su leyenda?

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese