Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Días de días

Los domingos grises junto al mar tienen semejanza con los domingos de niebla y llovizna en el páramo. Un vacío leve sin el ruido del teléfono se toma las horas, y el día es apenas una tela de momia que separa a los seres del mundo. No se encuentra la música adecuada y ni siquiera los recuerdos acuden. Todo queda detenido.

Lo que resta del mundo es un implacable y lento despojo. Amigos que no están más. Libros por leer. Y la exigencia constante de una escritura que pide más y más entrega. En ese ánimo de lluvia que enfría el alma y el despertar, atrapado por el antiguo sentimiento que los veteranos rumberos llaman el aburrimiento, grave pecado contra la vida, leí los columnistas de los periódicos, sus polémicas, sus interpretaciones, sus rabias y sus confianzas, en algunos sus clarividencias. En uno de ellos, respetado por su sapiencia económica (yo no sé si la economía permite ser sabio) se escribía sobre la devastación de la naturaleza en el departamento de Nariño. El economista, oriundo de esa región, acudía a unos versos del poeta Aurelio Arturo para mostrar la dimensión del desastre. Reprodujo: donde el verde es de todos los colores.
Un verso de ese poder de intuición devuelve a los caribes al mar.
Por esos laberintos de la memoria, la cita del economista que se quejaba de la destrucción del ambiente, me conmovió. Sentí la virtud de la poesía, su virtud de talismán contra la devastación.
Es probable que haya estado predispuesto a la sensibilidad por esta tensión: Había estado, pocas semanas antes, en una reunión peculiar en la tierra de Aurelio Arturo. Unas personas que hoy son mis amigos convocan a indígenas, afrocolombianos, empresarios, historiadores, economistas, científicos, poetas, periodistas, escritores, políticos, músicos a unas jornadas de reflexión. Afligido por la muerte de Alberto Duque López me fui a ese territorio de vastas noches alumbradas por una estrella de menta. Y allí, en la orilla de la laguna de La Cocha, aprendí y recibí sentires nuevos. Lo que denominan quienes vencen a la muerte, sueños y disueños.
Así la evocación del columnista me trajo intacta la conmoción de esos días revulsivos de la adolescencia que todavía llamo. Como llama el boxeador pasado de peso, o la niña pequeña que silba al sueño, el demorado orinar. El alivio de ese hilo interrumpido. Y era poderosa, intocable, la imagen que llegó como silencioso zepelín antes de incendiarse. Fue la primera ocasión en que le pedí a mi padre, en uno de sus viajes a Bogotá, un libro. Es probable que la revista ECO o ESPIRAL, o alguna reseña, me hubieran tocado en ese marasmo tan bien cantado por Luis Carlos López. Yo, que fui el peor de los alumnos de Roberto Antonio Burgos Ojeda, y que ruego a los dioses que me hagan un buen hijo, le solicité el encargo: Morada al Sur.
Este domingo frío en que el economista trae a mi aburrimiento a Arturo, recupero al país al cual creo pertenecer. No logró sacar el ancla de la tarde en que mi padre me entrega Morada al Sur y empiezo a leerlo en su casa. Camino en contravía: oyéndote como una lluvia invisible, un rocío. Vivir el instante mientras nos entierran. Y así, amigos míos.

*Escritor

rburgosc@postofficecowboys.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese