Indicadores económicos
2017-02-22

Dólar (TRM)
$2.902,68
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.058,55
UVR, Ayer
$244,12
UVR, Hoy
$244,21
Petróleo
US$54,06

Estado del tiempo
2017-02-22

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:57

Marea max.: 13 cms.

Hora: 08:28

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 09 a 20 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0,5 a 1,5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 22 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2017-02-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Dieta, salud mental e ideas

El impacto de las enfermedades mentales en los sistemas de salud del mundo es cada día mayor. Estas patologías tienen su origen en factores genéticos, biológicos y psicosociales. Recientemente se ha acumulado evidencia de que la nutrición puede influir en estas enfermedades.

Un artículo publicado este mes, de investigadores de la U de Málaga, España, demuestra que seguir la dieta mediterránea podría tener un efecto benéfico en la salud mental y disminuir el riesgo de depresión y de demencia. Unos científicos chinos, publicaron una investigación que también indica que existe evidencia de que los pacientes con depresión tienen una disminución de la concentración de ácidos grasos omega 3, tanto el EPA y como el DHA. (Omega-3 fatty acids in major depresive disorder. Su Kp, Huang Sy. Department of Psychiatry, China Medical College Hospital) No obstante, los hábitos alimenticios actuales van en contravía con estas indicaciones. La dieta actual es rica en alimentos enlatados o empaquetados, abundante en preservativos, pletórica de grasas saturadas (que son dañinas), baja en ácidos grasos omega 3 y contiene pocos vegetales y frutas frescas. Además de lo anterior, el consumo de pescado de mar ha disminuido y se ha incrementado el producido en estanques, que no tienen una buena concentración de omega 3 y están contaminados con plaguicidas y otras sustancias. Algunos estudios nutricionales han dado pie para que se especule que, el alto consumo de la comida chatarra y la falta de vitaminas, ha producido el incremento de enfermedades como la depresión y los problemas de memoria.
De otra parte, en un libro reciente sobre cocina y pensamiento, de Josép Muñoz, entre “mamadera de gallo” y verdad, se trata de elaborar una metáfora entre la sartén y la producción de ideas, estudiando lo que comían los grandes filósofos, los cuales la mayoría de las veces tenían dietas curiosas, lo cual daría para acuñar un nuevo refrán que podría ser “Dime lo que tragas y te diré qué piensas”. Platón comía la clásica dieta mediterránea, es decir mucho trigo, cebada, aceitunas, habas, crustáceos, pescado, vino y miel. Quizás por esto fue un portento de la filosofía. Rousseau, era vegetariano, tomaba mucha leche y en la noche engullía lechuga, ambos alimentos ricos en triptofano que tiene como efecto el adormecimiento por lo cual se especula que en sus ensueños elucubraba parte de su portentosa obra. Voltaire, quien era sibarita en el yantar, le gustaban las ostras con champaña, las trufas, las preparaciones con vainilla, las criadillas (testículos de toro) y se tomaba más de 35 pocillos de café al día, lo cual hizo que su producción intelectual además de prolífica fuera brillante. Por otra parte, Kierkegaard tenía aversión al sexo, a la comida y a la bebida (un “man” aburrido), se tomaba un pocillo de sopa, una verdura y una que otra “cosita”, de allí que elaborara su singular doctrina. Kant, otra columna básica del pensamiento occidental, bebía vino blanco con profusión y su plato favorito era el bacalao. Una combinación exitosa, quizás por eso las neuronas de este ilustre pensador funcionaron tan bien. En fin, parodiando a Cervantes, parece ser que en la oficina del estómago se fragua la salud de la mente.

*Directivo universitario. Miembro de la Academia de la Historia de Cartagena.

menrodster@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese