Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Disidencia política, blindada

Del bipartidismo pasamos al multipartidismo gracias a la Carta Política del 91, y en esas cosas propias de los procesos políticos, desde Pastrana, la elección del Presidente trasciende los partidos para darle paso a las coaliciones entre colectividades.

Hoy, esa realidad parece mutar de nuevo, dándole paso no solo a los acuerdos entre movimientos y partidos para apoyar a determinado candidato, sino también a apoyos individuales de personas, que a pesar de pertenecer a una colectividad política, apoyan a candidatos distintos al suyo.
Por supuesto eso no le gusta los candidatos, que ven cómo quienes antaño estaban obligados a seguirlos, hoy adhieren a otras campañas. Y claro, salen a relucir amenazas invocando que es obligación de dirigentes y simpatizantes el votar con el candidato de la colectividad, bajo lo que se conoce como “disciplina para perros”.
Pues bien, en lo particular quiero anotar primero que creo que es claro que para los simpatizantes de una colectividad no hay problema alguno. A ellos los une con su colectividad el entusiasmo y no tienen vínculos jurídicos que los aten para, si es el caso, votar por otras personas, pues ellos son la representación misma de la libertad de opinión.
Lo segundo tiene que ver con los militantes, que son aquellas personas que tienen una vida activa partidista, y que se pueden dividir en tres: los que detentan cargos en el ejecutivo y que no pueden participar en política, los que han detentando cargos públicos en el pasado y que están en libertad de opinar en estos temas, y los que hacen parte de las corporaciones públicas que sí pueden participar en lo electoral.
Estos últimos, los congresistas, diputados, concejales y ediles, son objeto de las mayores amenazas de la mentada “disciplina para perros” a través del argumento de la ley de bancadas, y por ello tienen un temor entendible sobre qué les pudiera pasar a sus curules en caso de disentir del candidato avalado por sus partidos.
Pues bien, estudiando el tema, considero que no tendrían problemas más allá del ámbito privado en el que los tribunales disciplinarios de los partidos actúan, ya que el régimen de bancadas es solo aplicable frente a las actuaciones de los colegiados en la respectiva corporación pública.
Es así como en la Ley 974, en su artículo 4to., encontramos: “Los partidos deberán establecer en sus estatutos las reglas especiales para el funcionamiento de sus bancadas y los mecanismos para la coordinación de sus decisiones dentro de las corporaciones públicas, en las que se establezcan obligaciones y responsabilidades distintas según se trate del cumplimiento de funciones legislativas, de controles políticos o electorales, por parte de la respectiva corporación. (…)"
En otras palabras, si deciden acompañar candidatos distintos a los avalados por sus partidos lo pueden hacer, puesto que tal decisión no se encuentra en la esfera de su actividad en el cuerpo colegiado.
Ahora, si el partido respetivo decide aplicar su fuero interno, lo máximo que puede hacer es expulsarlo del Partido, en un evento que, como no transgrede el régimen de bancadas, ni es una doble militancia, no produce efectos reales sobre sus credenciales y curules.

*Abogado y Analista Político

bfzr_14@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese