Indicadores económicos
2017-07-24

Dólar (TRM)
$3.010,77
Dólar, Venta
$2.868,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.505,13
UVR, Ayer
$251,53
UVR, Hoy
$251,55
Petróleo
US$45,77

Estado del tiempo
2017-07-24

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 07:20

Marea max.: -3 cms.

Hora: 12:59

Dirección viento: Sur suroeste

Intensidad viento: 7 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-07-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8 -
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Drama de los desplazados

De un tiempo a esta parte la subversión y las autodefensas resolvieron convertir las ciudades, los pueblos y los campos de la región Caribe, proverbialmente ajena a violencia y a rencores, en escenario de la confrontación armada con visos de rabia y de sevicia.

El bandidaje sin conciencia, amparado a la sombra de una fementida defensa de los derechos populares, ha convertido nuestra Costa en teatro de crímenes que bordean las fronteras de la demencia. La embestida brutal contra labriegos inermes y humildes caseríos se ha traducido en la depauperación del agro, el incremento de la miseria y el desarraigo masivo de millares de seres que huyen poseídos por el terror.
La emigración de varios departamentos se ha proyectado hacia Cartagena, escogida como lugar predilecto de asilo. La llegada de los desplazados y de los indigentes ha producido un aumento inusitado de la población que desbordó todos los planes de desarrollo que pudieron existir. La ciudad se convirtió en destino de la esperanza de gamines, mendigos y aventureros, y en el mayor asentamiento regional de los desarraigados.
El fenómeno es la consecuencia de la propaganda que se hacía – y se sigue repitiendo – para favorecer el turismo, así como de las leyendas que corrían sobre facilidades de comercio y de trabajo. Para la “Fundación Social”, dedicada al estudio de los problemas urbanos al amanecer del siglo, “Cartagena de Indias, en el imaginario nacional, pareciera ser una ciudad en la que no ocurre nada que pueda alterar la tranquilidad, la paz y la armonía que allí se respiran, acompañadas de hermosas playas y rumba sin fronteras”. Lógicamente, la repetición de las versiones populares sobre el soñado e inexistente jardín de las delicias ha creado una especie de mito que abre el camino a la invasión desde los cuatro costados de la geografía.
Ahora, al cerrarse la primera década del siglo XXI, vivimos el drama derivado de la hermosa mitificación. Los barrios marginales, hundidos en el fango y los desechos, crecen de continuo. Peligrosa y desproporcionadamente en los alrededores de la Ciénaga de la Virgen y, con caracteres que bordean la tragedia, en el Nelson Mandela y El Pozón, donde varias decenas de miles de desplazados y de pobres históricos habitan en condiciones infrahumanas entre las tuberías del gas propano y las líneas de alta tensión que conducen la energía.
El problema surgido de la violencia alcanza en Cartagena dimensiones inverosímiles. El resultado de las investigaciones de la Iglesia arroja cifras estremecedoras. Hacia fines de 1998 se habían establecido en la ciudad treinta y cinco mil personas. Al terminar 1999, el número de desarraigados rondaba las cincuenta mil almas. Es decir, un incremento superior al cuarenta por ciento, sólo en un año. De ahí en adelante la inversión se ha disparado sin medida. Lo que permite calcular que, en este momento, más de un decenio después, puede alcanzar fácilmente la aterradora cifra de varios centenares de miles de seres, sin medios de vida, venidos de todos los rincones. Un drama humano de perfiles apocalípticos que conmueve a Cartagena.

*Ex congresista, ex embajador, miembro de las Academias de Historia de Cartagena, y Bogotá, miembro de la Academia Colombiana de la Lengua.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese