Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Dura y oportuna lección

Recién fundada Cartagena, fungiendo aún como Gobernador Don Pedro de Heredia y como alcalde Don Pedro Romero, grandes riquezas llegaban a la nueva villa como resultado de las rapiñas que las tropas hacían entre las tribus indígenas, del saqueo de las guacas en sus cementerios y de las donaciones que “voluntariamente” enviaban los caciques al Gobernador, creyendo que así podían conservar la amistad de los invasores. A eso se agregaba la posición geográfica de nuestra bahía, muy cercana al istmo de Panamá, lo que atraía hacia acá a los navíos cargados de oro y plata del Perú y perlas de Panamá. Aquí se concentraban las flotillas a espera de organizarse y, en la Habana, reunirse con las que salían de Veracruz, para cruzar el Atlántico, rumbo a España.

Mientras tanto en Cartagena se realizaban ferias en las que se negociaban productos europeos (telas, manufacturas, vinos, aceite de oliva y utensilios), plata y oro peruanos y perlas panameñas. Esta incipiente bonanza atrajo a muchas personas, no todas dignas de confianza y aprecio. En su afán de figurar, los nuevos ricos cayeron en la ridícula práctica de la compra-venta de títulos nobiliarios, que hoy llamaríamos “chimbos”. Como ocurre actualmente, el crecimiento de la villa se desordenó y la inseguridad quiso apoderarse de algunos sectores.
Coincidió esta situación con la llegada del primer Obispo, Fray Tomás del Toro, del primer Dean, don Jerónimo de Vallestejos y del primer Chantre, don Antonio Verdugo.
Una vez se entendieron las autoridades civiles con las eclesiásticas, desde el púlpito se llamó a la cordura, mientras que el Gobernador, y muy especialmente, el Alcalde, tomaron medidas necesarias para reprimir los desmanes que cometían los recién llegados. (Llamémosles desplazados).
Fue muy celoso el Alcalde Romero. Toque de queda: a partir de las 9 de la noche todos debían estar en sus casas. A quien sorprendiera la ronda, encabezada por el propio Alcalde, fuera de su casa, debía ser recluido y la sanción podría ir desde el pago de una multa, a pena de azotes o de cepo. A pesar de las drásticas medidas tomadas por el Alcalde, el Gobernador Heredia quiso comprobarlas personalmente. Cambió de atuendo, armado de espada y puñal, y medio embozado, recorrió muchos sectores de la urbe. Cuando, satisfecho, se disponía regresar a casa, se topó con la ronda, a cuya cabeza iba el Alcalde Romero. ¡Alto a la justicia del Rey!, gritó Romero. El Gobernador se acercó tanto como pudo y, en voz baja, dijo: “Pedro, Pedrito, tocayo mío, soy yo”. Pero Pedro Romero fingió no entender y ordenó llevarlo a la “Prevención”, donde le tocó, en sillón incómodo, pasar el resto de la noche. A la mañana siguiente Romero acudió a ese sitio y manifestó: “Su señoría, queda en libertad; se irá usted convencido de que sé cumplir con mi deber. Apúrese, los alguaciles no lo han reconocido”.
Ya en su cama, cuando Heredia se disponía a recuperar las horas de vigilia, apareció el Alcalde a dar su parte habitual e informó oficialmente: “Su Señoría, nada de particular ha ocurrido durante la última noche”.

*Asesor Portuario

fhurtado@sprc.com.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Muchos aqui necesitan algunas

Muchos aqui necesitan algunas "lecciones" ,¿que tal revivir la pena de azotes a los corruptos,asesinos,violadores,secuestradores,paramilitares,sediciosos y apatridas?.
Buen articulo asesor historico.