Indicadores económicos
2017-03-25

Dólar (TRM)
$2.899,94
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.133,38
UVR, Ayer
$246,80
UVR, Hoy
$246,88
Petróleo
US$47,97

Estado del tiempo
2017-03-25

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:41

Marea max.: 13 cms.

Hora: 08:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 03 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-03-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

El amigo

Hoy murió mi amigo José Viñals. Para ser preciso había empezado a morir hacía un año. Las amistades cumplidas tienen una dura exactitud en las palabras y un pronóstico sin maquillajes sobre el destino. Lo percibí después de su última alta del hospital del cual salió sin los talismanes de las anteriores.

En una se despidió de enfermeras y médicos con una capa morada y un paraguas verde de un mago con quien compartió sala de cuidados y hablaban entre los tubos y sondas con la vista en el techo. En otra recibió en los delirios de la morfina la nítida visita de sus amigos. Recuperó pormenores, y convaleciente alumbró (Valente sabe que la poesía no se escribe, alumbra) Señor Ruiseñor, un testimonio de las honduras de la amistad y de la poesía.
Hace un año, despojado, se despidió del hospital. Las ganas que hacen el soporte de la vida se habían esfumado y un vacío creciente empezó a acompañar sus días. Sus entusiasmos de fumador empedernido de tabaco negro, el leve callo de la copa de brandy Torres que calentaba en sus manos, sus lápices escogidos de dibujante en reposo, los innúmeros cuadernos de notas, parecían de músico, con su detenido examen del mundo y sus filtraciones por el alma, quedaron quietos mientras soportaba el oxígeno que aliviaba las piedras de su respiración gastada.
Acumulaba fuerzas para decir palabras a sus amigos. Las que me correspondieron anunciaron el fin. Dijo, sin pesar ni remordimientos:
“No estoy escribiendo y no voy a hacer más nada”. Me quedé en silencio. La responsabilidad del que sabe que concluyó es tan respetable como la responsabilidad del que debe palabras a él mismo y a los demás. La seguridad severa de Viñals no era para lamentos ni para discusiones vanas. Era la leal comunicación de que él era un elegido. Esos seres que al no tener deudas, les es concedido el tiempo (¿será tiempo?) de preparación para la muerte. Así como se prepara para la vida, por lo general con resultados lamentables. Es de entender que la comunicación con lo ignoto, resueltos los pormenores elementales de la vida material, exigen consagrada dedicación. El secreto inventario de si acaso está algo olvidado que pide memoria y recuerdo.
La circunstancia apreciable en José Sebastián Viñals Correas, el hijo del panadero anarquista y la linda señorita de Cuenca, consistió en que la aventura de la amistad construyó un puente entre el conocimiento de mis padres, Constancia Cecilia y Roberto Antonio; y los dos hijos que tuve en Dora Deyanira Bernal Nieto, Alejandro y Pablo. Es de entender que una promiscuidad como esta nos condujo al sacramento. Somos compadres. Símbolo del Caribe que protege. Evita que el enamoramiento por la mujer del compadre rompa la amistad; y crea un tutor para los avatares de la vida. Los compadres son testigos de una permanencia y hacen lo imposible por preservarla.
Ahora que la sensación de su ausencia, para la cual tuvo la gentileza de prepararme, me permita comprenderla, volveré a sus libros. Ocupan un espacio amplio de mi estante, entre Neruda y Vallejo, sobre Miloz y Rimbaud. Al lado de Santiago Mutis.

*Escritor

rburgosc@postofficecowboys.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese