Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-02

Dólar (TRM)
$3.068,34
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.281,53
UVR, Ayer
$242,38
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,06

Estado del tiempo
2016-12-02

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 22:51

Marea max.: 19 cms.

Hora: 12:55

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-02

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El carnaval de hoy

Nada extraordinario se espera que ocurra hoy en Colombia. Se repetirá, al contrario, empeorada por la degradación, una triste historia de clientelismo y agravios a la voluntad popular. Otra farsa cuantiosa en la que ganarán los que más plata gasten para hacerse elegir senadores y representantes. Plata de origen turbio, en la mayoría de los casos, u obtenida del engrase de la máquina oficial a través de contratos y dádivas generosas del poderoso que gira.

No hay, pues, debate de ideas ni acción de partidos fuertes en el mercado electoral. Todo se reducirá a un forcejeo por sacar unas curules que permitan obtener con ellas cuotas de poder y negocios jugosos, pues somos una democracia en crisis guiada por jefes y seguidores que no se interesan por reinventarla en busca de soluciones, a pesar de que lo que tenemos por delante son síntomas preocupantes de una cultura política de resignación, conformismo e impotencia.
Entre nosotros, por eso, el convencimiento de que con unos mecanismos de participación se fortalecerá el sistema democrático no cabe en ninguna mente. Y no cabe porque la nuestra es una participación viciada que le resta legitimidad a los valores superiores de nuestra organización política. Las libertades y los derechos, tal como andamos, han quedado sin contenido: con hueso y pellejo, pero sin sangre. Vivos en la forma y muertos en el fondo.
Todo lo que nos sucede –el desgreño administrativo, los cohechos, los peculados y los muertos por toneladas– es producto del caos político causado por un Gobierno que soborna y un Congreso que se deja sobornar. Las cámaras, en Colombia, no controlan al Ejecutivo: se le someten. Que la oposición hace debates, sí. Pero las mayorías compradas con nómina y réditos los dejan sin efecto. No contamos, entonces, con la separación de poderes del régimen presidencial, sino con la superposición del presidente sobre los legisladores.
El desequilibrio anterior es lo que ha dispersado la militancia de los partidos tradicionales y aupado la proliferación de los partidos coyunturales, esos clubes de acuerdos accidentales que legislan a discreción del interés individual de un jefe de Estado o de los intereses sectoriales del gran capital. Tenemos, en consecuencia, una sociedad que cambia y crece en desorden, y unos partidos oxidados por una venalidad que minó sus estructuras y los desplazó como cauces de opinión.
Los desfalcos en la salud, la falta de calidad en la educación, la cuantía del déficit fiscal, los privilegios que soportan la confianza inversionista y la dimensión de una marginalidad apaciguada con subsidios, son las cinco fuentes de una indolencia gubernamental que no suscitará, tampoco, la atención del Congreso que se elegirá hoy. Si hasta el momento no hemos sufrido una rebelión del hambre, es porque quienes la padecen se contentan con los señuelos de un populismo que desprecia las prioridades que a los pueblos les otorgan la cultura y la razón.
El de este domingo será otro carnaval de vergüenza, fruto de un derroche que pasa cuentas para triplicar los montos que se aportan. Con razón decía Burdeau que si el poder llegare a tener dueños clandestinos podrían, igual que un monarca o una oligarquía, hacer de sus palancas unos potros de opresión. ¡Oh “democracia”...!

*Columnista y profesor universitario

carvibus@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Profesor Villalba: ROBLEDO

Profesor Villalba: ROBLEDO SOMOS TODOS!

Magnifico análisis sobre la

Magnifico análisis sobre la degradación de la democracia colombiana.
Y sin esperanzas de recuperación porque usted no escucha la rebeldía del estudiante universitario, del profesional joven. Están neutralizados con promesas de cargos públicos. Concluyo de la vida y lecturas que durante el Frente Nacional y después del mismo se apagaron las ideas políticas y surgió el voto comprado con dinero, tejas, cargos, subsidios dirigidos, Familias en Acción, etc. La DICTADURA DEL DINERO

De todas maneras PROTESTO y

De todas maneras PROTESTO y SANCIONO AL URIBISMO con mi voto por dañarnos más la protección de la salud de la familia y propia; por regalar el dinero para campesinos pobres a terratenientes, empresas y comglómerados económicos; por la desocupación más alta de latinoamérica; mucho escádalos y corrupción en 8 años de gobierno.

EXCELENTE ARTICULO, CON TODA

EXCELENTE ARTICULO, CON TODA LA ALTURA ACADEMICA QUE SE MERECE, SIN OFENDER Y SIN UTILIZAR EL VIEJO TRUCO DE CHAVEZ Y DE LAS FARC. NO MAS GUERRILLA.
CORTE PENAL INTERNACIONAL PARA EL DELINCUENTE MAYOR.
NO HAY DEBATES, NO HAY ARGUMENTOS, NO HAY PROPUESTAS, CONCLUSION: LO QUE VIENE ES PEOR, MAS MUERTE, MAS GUERRAS INUTILES, MAS VACIOS DE PODER, LA CLASE POLITICA PARECE NO DARSE CUENTA?,

¿Cuál sería la solución,

¿Cuál sería la solución, entonces? Renovación total del Congreso. Esto suena autopía. Porque los nuevos que lleguen se embarcaran en carrusel del despilfarro, de uso y abuso de las prevendas, de seguir cobrando los treinta millones mensuales con la esperanza de cumplir su tiempo de jubilación en este magnifico cargo. Sus promesas electoreras se habran olvidado. UNA COSA EN EL CANDIDATO Y OTRA COSA ES EL CONGESISTA...
Entonces ¿Quién podrá defendernos?

¿Cuál sería la solución,

¿Cuál sería la solución, entonces? Renovación total del Congreso. Esto suena autopía. Porque los nuevos que lleguen se embarcaran en carrusel del despilfarro, de uso y abuso de las prevendas, de seguir cobrando los treinta millones mensuales con la esperanza de cumplir su tiempo de jubilación en este magnifico cargo. Sus promesas electoreras se habran olvidado. UNA COSA EN EL CANDIDATO Y OTRA COSA ES EL CONGESISTA...
Entonces ¿Quién podrá defendernos?