Indicadores económicos
2017-05-27

Dólar (TRM)
$2.913,47
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.261,92
UVR, Ayer
$250,15
UVR, Hoy
$250,19
Petróleo
US$49,80

Estado del tiempo
2017-05-27

marea

Marea min.: 27 cms.

Hora: 00:15

Marea max.: -11 cms.

Hora: 14:11

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 29 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 35 ºC

Pico y placa
2017-05-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

El despelote

Los lambones que concibieron e hicieron aprobar el referendo reeleccionista, volándose todas las luces rojas, no son brutos. Son, al contrario, inteligentísimos. ¿Quién va a creer en la brutalidad de Luis Guillermo Giraldo, José Obdulio Gaviria, Fabio Valencia Cossio y ese reptil pintoresco conocido como Roy Barreras? Ni en chanza.

Lo que pasa es que son un cuarteto de perversos, pues quisieron demostrarle al país que engañaban a cinco millones de manillevados que firmaron la solicitud de convocatoria, al Congreso y a Uribe. Y los engañaron.
Hubo varias perversidades en la hilera del despelote: un proyecto mal redactado que aprobó la Cámara de Representantes, unas sesiones extraordinarias que se cumplieron antes de la publicación del decreto que las convocó, el depósito de las firmas en una empresa de David Murcia, la violación de los topes de financiación de la campaña y el cambio de un texto que no se podía modificar. Pero la obra de arte, la reforma de la Constitución por ley ordinaria y sin convocar el referendo, fue la operación Jaque de los lambones contra Uribe.
La ley debió redactarse de este modo: “Convócase al pueblo colombiano para que, en desarrollo de lo previsto en los artículos 374 y 378 de la Constitución Política, decida, mediante referendo, si aprueba el siguiente proyecto de Acto Legislativo: El inciso primero del artículo 197 de la Constitución Nacional quedará así: Quien haya sido elegido Presidente de la República por dos periodos constitucionales, podrá ser elegido únicamente para otro periodo”.
Ahí estuvo la maldad: la ley 1354 de 2009 no dice por ningún lado que se convoque el referendo. Dispone, a secas, que se reforme el inciso primero del artículo 197 para reelegir otra vez al Presidente.
Cinco millones de intonsos iban a reelegir a Uribe en el 2014, el Congreso aprobó y concilió una ley ordinaria como si hubiera sido un Acto Legislativo, y Uribe –el Mesías, el hombre superior, la reencarnación de Núñez– la sancionó sin darse cuenta de que no contemplaba la convocatoria del referendo, porque somatizó en la vista la encrucijada de su alma. No lo hubieran hecho mejor los jefes del Polo Democrático, del Partido Liberal y de Cambio Radical para tirarse el gustico de un tercer mandato. El Presidente debe de estarse sintiendo peor que “César” y “Gafas”, los guerrilleros que condujeron a Ingrid y a los tres gringos a la libertad, con un engaño tan humillante. Lo cegó Santa Lucía por celos con la Virgen de Fátima.
Pero un milagroso de menor rango, el magistrado auxiliar del ponente en la Corte Constitucional, tiene listo otro proyecto, el de fallo, declarando exequible la ley porque la voluntad popular “subsana” los vicios de trámite (Noticias Uno del 13/12/09).
Un día, el presidente de la Corte Constitucional, Nilson Pinilla, declaró a los medios, en una de esas garroteras entre corporaciones judiciales, lo siguiente: “Hay un organismo terriblemente descompuesto, que es la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura”. Quienes conocen el medio judicial elogiaron el acierto del doctor Pinilla. Sin duda, esa salita es un apéndice del Ejecutivo.
Sin embargo, ojo –esto va para los nueve magistrados de la Corte, no sólo para Pinilla– hay salivazos que, al devolverse, nos caen encima.

*Columnista y profesor universitario

carvibus@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese