Indicadores económicos
2017-10-23

Dólar (TRM)
$2.936,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.470,54
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,01
Petróleo
US$51,47

Estado del tiempo
2017-10-23

marea

Marea min.: -8 cms.

Hora: 23:40

Marea max.: 20 cms.

Hora: 13:50

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-10-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

El engaño

Circula por los correos electrónicos una presentación en power point, en la que el cibernauta es invitado por el mago David Copperfield, a escoger una de un grupo de 6 cartas. Después de mucha parafernalia y misterio, el mago (el programa) baraja y presenta nuevamente el grupo de cartas sin incluir la que usted escogió, como prueba de haberla identificado.

No se puede negar que el truco descresta. ¿Cómo es posible que a través de un programa de computador, Copperfield, quien le mira fijamente a los ojos desde el monitor, pueda descubrir sus pensamientos? Descresta, pero con un poco de malicia y mucha atención, se descubre que la presentación en power point cambia todas las cartas, y por supuesto también la que usted memorizó.
La magia es un acto inocuo de entretenimiento, y a nadie se le ocurre pensar que lo que hace el mago sea cierto. Todos sabemos que es un truco, y el reto que se nos plantea es el de descubrirlo. Por eso, ningún mago que se respete lo repite (cosa que en el PC es posible) pues con cada repetición el riesgo a ser descubierto aumenta.
La realidad que evoca este episodio virtual, es que el refinado arte del engaño tan de moda gracias y a pesar de la tecnología, es llevado a su máxima expresión no por los magos ni por los actores de teatro, cine y televisión, sino por los políticos, mercadotecnistas y comerciantes, amén de un gran número de personas de todos los niveles socioeconómicos, que han entendido la competencia sin concebir límites morales, éticos y legales, y la competitividad personal, no como el espíritu emprendedor y la posesión de competencias o habilidades para llevar a cabo algo, sino como la habilidad de engañar a los demás.
Ejemplos de estas afirmaciones los hay a montones, pero para citar algunos, decía una abogada que ella nunca había defendido un caso sabiendo a su cliente culpable, aunque en algunos casos descubriera después que si lo era. Mientras que otro abogado expresaba que independiente de lo que considerara justo, él tenía que defender a su cliente: el escenario propicio para la farsa, la mentira y el engaño.
La credibilidad y la confianza, hoy desaparecidas al punto que inspirarla (ser predecible se le llama peyorativamente) es sinónimo de vulnerabilidad e incompetencia, son los elementos más importantes de la organización social (y empresarial): la división del trabajo que hizo posible la industrialización y las grandes obras tienen su fundamento en la confianza.
Sólo en un mundo utópico sería posible prosperar a punta de engaños. En el mundo real la información fluye, y si se logra sacar ventaja en algunos casos, en el largo plazo la verdad se impone. El mercado virtual mundialmente local (mercadolibre.com) es un buen ejemplo de cómo con un mínimo de normas, pero con mucha comunicación y sin temores, el mismo mercado se encarga de sancionar tal tipo de conductas.
La justicia no está concebida ni estructurada para juzgar y sancionar la infinidad de mentiras y engaños que se producen a diario, de las que no quedan pruebas judicializables, pero sí, las consecuencias y el sentimiento de venganza que se convierte en violencia: si la vergüenza y los principios, no logran regular la conducta social, el temor sí.

*Ing. Electrónico, MBA, Ex Superintendente (Pensionado) Electricaribe.

myances@msn.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Este escrito del columnista

Este escrito del columnista debe ser un monumento a la verdad.-Los principios aprendidos son aquellos en los cuales debes aferrarte a la verdad pase lo que pase.Buli.