Indicadores económicos
2017-02-23

Dólar (TRM)
$2.871,67
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,67
Euro
$3.036,21
UVR, Ayer
$244,30
UVR, Hoy
$244,39
Petróleo
US$54,45

Estado del tiempo
2017-02-24

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 02:13

Marea max.: 15 cms.

Hora: 09:41

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 5 a 18 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-02-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

El Nobel de Obama

La designación de Barack Obama como premio nobel de paz tomó por sorpresa al mundo. Conocida la noticia los medios de comunicación comenzaron la polémica: ¿es el premio el resultado de logros tangibles hacia la paz u obedece más bien al cambio que él le ha dado a la diplomacia internacional y a los objetivos que se propone alcanzar con ella?

En su decisión el Comité del Nobel resuelve el interrogante: “Rara vez una persona ha capturado con el mismo alcance la atención del mundo y dado a su gente la esperanza de un futuro mejor. Su diplomacia se basa en el concepto de que quienes lideran el mundo deben hacerlo sobre la base de valores y actitudes compartidas por la mayoría de la población mundial”.
Pero este artículo no se ocupará de esa discusión, sino de las implicaciones y efectos que el premio puede traer para Obama y su gobierno. Planteo dos preguntas: ¿el galardón obtenido significa que en adelante Obama actuará como un líder internacional, cuya prioridad será la solución pacífica de los conflictos bélicos internacionales? ¿El nobel de paz condicionará sus decisiones y políticas en seguridad? Las respuestas son negativas.
Debe recordarse que el galardonado es el Jefe de Estado de un país que afronta dos guerras y varios desafíos en la seguridad. Aún cuando Obama ha fortalecido los canales diplomáticos y el multilateralismo, no mostrará debilidad para defender los intereses de los EE.UU. Es por eso que si las conversaciones con Irán y Corea del Norte no conducen a su desarme nuclear, el Presidente apelará al apoyo de otras potencias para imponer sanciones drásticas en lo económico, sin descartar una intervención militar conjunta. En relación con Afganistán, es probable que acoja la petición del general McChrystal de enviar nuevas tropas a la zona de conflicto para iniciar una guerra contrainsurgente frente a los talibanes.
Él sabe que la indecisión en seguridad internacional puede dejarlo sin margen de maniobra en la política interna. Cualquier signo de debilidad servirá de combustible a la extrema derecha republicana para profundizar la campaña de desprestigio que adelanta. Ésta se soporta en una supuesta falta de idoneidad de Obama para enfrentar las amenazas externas por su origen multicultural, que lo haría más proclive a entender las circunstancias del enemigo que a una defensa férrea de la nación; y en que sus propuestas de corte liberal (término peyorativo en EE.UU) romperían con el paradigma del hombre americano: el de que la riqueza y el bienestar vienen dados por el esfuerzo personal y el trabajo individual, creándose un enfrentamiento entre las reformas del Gobierno y los postulados de la ética protestante.
Es probable que Obama prefiera darle prioridad a su rol de Presidente de EE.UU. que a su intención (fortalecida con el Nobel de paz) de colaborar en la pacificación del mundo. Además, con un desempleo alto y un déficit fiscal en aumento, el líder con sus acciones no puede crear en la mente de los estadounidenses la percepción de un manejo inadecuado de la seguridad. De hacerlo perdería el capital político necesario para sacar avante las reformas sociales, entre ellas, un sistema de salud equitativo y el fin de la discriminación de los homosexuales en la milicia.

*Abogado y periodista

tiradojorge@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese