Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-02

Dólar (TRM)
$3.068,34
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.281,53
UVR, Ayer
$242,38
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,06

Estado del tiempo
2016-12-02

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 22:51

Marea max.: 19 cms.

Hora: 12:55

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-02

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El reto es para la Corte

Un mal día, al ex parlamentario Luis Guillermo Giraldo se le ocurrió recoger cinco millones de firmas para convocar un referendo que permitiera reelegir por segunda vez al Presidente de la República.

Fue una trampa bien vestida para birlar la cosa juzgada constitucional, pues la Corte, en su sentencia sobre la primera reelección, dijo que la figura se autorizaba por una sola vez, y el doctor Giraldo resolvió que la talanquera se refería, con exclusividad, a la reforma de la Carta por Acto Legislativo.
El salto de valla fue hábil, sin duda, y recibió una salvedad alentadora del presidente de la Corte Constitucional, sobre su procedencia, con una frase que rozó los bordes del impedimento: “pero ahora la reelección se busca por un mecanismo distinto, que es el del referendo”. Sin embargo, Giraldo y compañía le hicieron firmar a la fanaticada un artículo que le cortaba la cabeza a Uribe en el 2010 y se la reimplantaba en el 2014. El suelazo conceptual se descubrió cuando la Cámara de Representantes lo había aprobado en la comisión (con un voto menos de los necesarios) y en la plenaria.
Pero como a la sombra de este Gobierno todo vale (todo es todo), los senadores de su coalición sustituyeron la voluntad de los firmantes por la de ellos con una vuelta a las fechas, que era, a su juicio, lo que “el inepto vulgo” había querido decir. Lo demás quedaba por cuenta de la comida que se repartiera, en ese abasto de deslealtades que es el Congreso, para que la Cámara asumiera la desvergüenza de votar lo contrario de lo que había votado inicialmente. Las raciones del chef Valencia Cossio “persuadieron” a los indecisos.
Al presidente todo le sale bien. No importa cómo ni por qué, pero bien. ¿Quién se sorprende de que la financiación comprobada del referendo hubiera rebasado por diez el límite legal? ¿Qué tiene de malo que una empresa satélite de DMG hubiera transportado las cajas con las firmas? ¿Qué hay de pecaminoso en los autopréstamos cruzados entre una fundación y el Comité Promotor del referendo? Uribe es un rey Midas tan depurado que toma el Código Penal en sus manos y lo devuelve transformado en las Sagradas Escrituras.
El referendo no es un reto para Uribe. Si necesita siete u ocho millones de votos, pondrá diez. Para eso existe Familias en Acción, o sea, la plata del Estado al servicio de su reelección; y algún efecto generará lo que se ha gastado en los 246 consejos comunales –cifra que nos debe Minhacienda–, donde todo el que lo manosea se convierte en catecúmeno de su Estado de Opinión.
El reto de la segunda reelección es para la Corte Constitucional, porque con su decisión someterá a prueba la independencia de sus magistrados, y en tres casos concretos –los de Mauricio González, Jorge Pretelt y María Victoria Calle– sabremos si les pesa más la devolución de un favor que el respeto a su investidura. El trámite accidentado del referendo largó, a los ojos del mundo, el cobre de sus vicios. De manera que si cinco de los nueve jueces de la Corte llegaren a votar la exequibilidad de su convocatoria, la guarda de la Constitución habrá quedado expósita.
Sería una amarga decepción que la Corte Constitucional se igualara, como apéndice del Ejecutivo, a la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura.

*Columnista y profesor universitario

carvibus@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Ja ja me gustò lo del chef

Ja ja me gustò lo del chef Valencia Cossio,pero quien tambien actuo de mesero llevando y trayendo los pedidos,ofreciendo un menù exquisito,que ni el miedo a la carcel,impidio que esos honorables Padrastos de la patria aprobaran el Referendo Pambelè.(por lo de los vicios).

según las cifras del señor

según las cifras del señor registrador la consulta del referendo nos cuesta la pobre suma de 120.000.000.000 cuanto daño económico no causa la no independencia del congreso y el del agua y la cadena perpetua, para que tenemos un congreso que no es capaz de hacer leyes que beneficien al país, uno no debe desearle mal a nadie pero debe meterse la porcina y acabar con los malos hijos de la patria.pagarle 24.000.000 a cada congresista y después sacar120.000.000.000. tienen huevo