Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

El retorno a la frugalidad

La parte positiva de la crisis económica mundial es que por fin los consumidores del llamado Primer Mundo: Estados Unidos, Europa y Japón, han disminuido el despilfarro de energía y los gastos superfluos que, según los entendidos, son unas de las causas del calentamiento global.

La cultura del despilfarro que ha llevado a la civilización al borde de la catástrofe ambiental, es fruto, en gran parte de la acción perversa de la televisión, que bombardea la mente de la gente con escenas de derroche y ostentación y con publicidad en donde le inculcan a la gente (aún a la del Tercer Mundo) que quien no compra vehículos costosos y otras carajadas, no vale nada. Esta publicidad compulsiva es uno de los motores del enorme incremento de la delincuencia y de la prostitución por estos lares, ya que hasta a los tugurios llegan estos mensajes publicitarios.
Por eso se está predicando el retorno a la frugalidad, lo cual está obligando a muchas empresas a revisar sus estrategias de mercadeo y adaptarse a un entorno sobrio (El Tiempo, 10 de Noviembre). Ser frugal es lo opuesto a ser despilfarrador, algo difícil en el mundo actual en donde la gente es apreciada sólo por lo que llaman signos de prestigio, que tienen la firma de grandes diseñadores y valen un dineral.
Según el Diccionario Filosófico de Ferrater–Mora, se dice que es “necesario” lo que es y no puede no ser (Tomo II, Pág. 261), es decir, nosotros no podemos no tomar líquidos, ya que si esto ocurriera falleceríamos. Un ejemplo: la sed es un signo de que el cuerpo requiere agua urgentemente (es una necesidad), pero el ansia de comerse un helado sofisticado en una temporada calurosa es un deseo (algo que se disfraza de necesidad) cuyo motor es el placer.
La frugalidad basa su atención primordialmente en las necesidades, no en los deseos, ya que estos últimos son los que hacen que los cupos de las tarjetas de crédito se desborden en la medida en que nos impulsan a comprar sin medida. En síntesis, mitigar los deseos es un camino hacia la perfección espiritual. Esto lo dijo Diógenes de Sinope, hace más de 2000 años. Su doctrina decía que vivir llanamente es un atajo hacia la virtud. Este curioso filósofo predicaba con el ejemplo, pues comía alimentos básicos y se vestía con sayos simples, ya que decía que era “característica de los dioses no necesitar nada y de los semejantes a los dioses el desear pocas cosas”. A este pensador le decían el “Cínico”, que en griego significaba perro, insulto que él se pasaba por el “derriere”. (Vida de Los Filósofos más ilustres. Diógenes Laercio. Libro VI).
El problema del despilfarro no sería grave si fuera una conducta que sólo afectara a quienes la cometen, pero el derroche de los países desarrollados ha causado el calentamiento global, lo cual, aparte de los problemas climáticos, está causando el advenimiento de nuevas enfermedades y pandemias.
Claro que, la parte más perversa de la civilización del desperdicio, es que el ansia de dilapidar conduce a que las relaciones personales estén presididas por la codicia y la rapiña, mediante las cuales se trata a las personas de una manera instrumental, algo que muchos filósofos condenaron también hace más de 20 siglos. Pero ese es otro tema.

*Directivo universitario. Miembro de la Academia de la Historia de Cartagena.

menrodster@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Totalmente de acuerdo con tu

Totalmente de acuerdo con tu escrito, añadir la soberbia de muchos, alejarse de Dios. Todos los paises desarrollados son los responsables y hasta culpables de la devastacion de la tierra, hoy fungen con sus medios de comunicacion com los salvadores y nos ponen a los del cuarto mundo como unos despiadadoa. Habra que re-evaluar el papel de todos los medios de comunicacion,principalmente la TV.

Cartagena no es ajena a esta

Cartagena no es ajena a esta situacion, es mas ,aqui esta acentuada por su misma estructura social. Gravisimo problema que han propiciado los medios de comuniacion: EL INCREMENTO de la homosexualidad, contrario a la frugalidad han estimulado la gula anal, por eso hayn tanto ma.ri.ca suelto, sin mencionar las de maiz-maiz, que l eestan haciendo daño a cuanta niña bien se tropiezan, que horror!, y esto por accion principal de la TV.

...HAY LUZ!

...HAY LUZ!