Indicadores económicos
2017-12-14

Dólar (TRM)
$2.999,07
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.552,39
UVR, Ayer
$252,13
UVR, Hoy
$252,14
Petróleo
US$57,04

Estado del tiempo
2017-12-14

marea

Marea min.: -10 cms.

Hora: 17:17

Marea max.: 19 cms.

Hora: 09:18

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 8 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-14

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

7 - 8
Taxis
3 - 4 - [object Object]
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

En guerra, cualquier hueco es trinchera

Frases como la del título de esta columna manifiestan la pauta de socialización que señala que los hombres no pueden aguantar las ganas, las mujeres pueden y deben aguantar el deseo sexual, patrón que muchas veces justifica la prostitución, el comercio sexual, la explotación sexual, el abuso sexual, la violencia sexual.

Expresiones como estas sirven para activar la perentoriedad sexual de los hombres, la no urgencia de la sexualidad femenina, pero también para decir que en tiempos de guerra, en los más de cuarenta años que lleva el conflicto armado colombiano, la violencia sexual ha sido utilizada como un arma por parte de todos los grupos armados.
Eso concluye el informe de Oxfam Internacional, “La violencia sexual en Colombia. Un arma de guerra”, el cual señala que “el objetivo es sembrar el terror en las comunidades usando a las mujeres para conseguir sus fines militares. Pero además se utiliza como forma de tortura y de castigo, como control sobre la población, como medio para imponer férreos códigos de conducta, como instrumento de venganza y de presión o como herramienta para lesionar y aterrorizar al enemigo. El uso de esta violencia, lejos de ser esporádico, se ha convertido en una práctica sistemática y generalizada que ha pasado a formar parte integral del conflicto armado. A pesar de ello, la impunidad que reina en el país frente a este delito ha convertido a la mujer colombiana en víctima oculta de este conflicto”.
En tiempos de conflicto armado colombiano, de esta guerra patriarcal y machista con casi cincuenta años de historia y con miles de hombres muertos dentro y fuera del campo de batalla, las mujeres son parte del botín de guerra, son utilizadas para humillar a quien se considera enemigo. Cualquier mujer es botín de guerra, las niñas, las jóvenes, las adultas, pero en especial lo son las mujeres afrocolombianas e indígenas debido a la triple discriminación de que son víctimas por su género, etnia y pobreza, señala categóricamente el informe publicado el 9 de septiembre de 2009 en el marco de la campaña nacional “Violaciones y otras violencias: Saquen mi cuerpo de la guerra”, liderada por Oxfam, la corporación Casa de la Mujer, la Comisión Colombiana de Juristas, el movimiento feminista, antimilitarista y pacifista Ruta Pacífica de las mujeres y la asociación Funsarep, entre otras organizaciones.
Frases como la del titular sirven para hablar de la violencia sexual como arma de guerra en el conflicto colombiano, pero también para hablar de la violencia contra las mujeres en tiempo de paz, para resaltar en color rojo esto que dice en letras negras el informe de Oxfam: “Este conflicto armado no ha hecho más que recrudecer las pautas de violencia de género aprovechando la situación de discriminación y marginalización de la mujer. Como resultado la mujer sobrevive en un contexto especialmente peligroso en el que ya no está segura ni en tiempos de paz ni en tiempos de conflicto armado”.
En tiempos de guerra, pero también de paz, cualquier hueco es trinchera, se violan los cuerpos, la autonomía y los derechos humanos de las mujeres.

*Lingüista, literato y comunicador para el desarrollo

puntos_de_encuentro@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese