Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

En Pereira

El arte, o lo que así se llame, como la vida, o lo que de ella queda, tiene coincidencias. Unos vasos comunicantes, o el tejido de una araña secreta, que no siempre deja ver su red.

En el lado externo de la pared de una galería de Río de Janeiro el artista Tiago Primo y su hermano colgaron una hamaca, una cama con toldo para el sol o la lluvia y cortinas, un sofá, un helecho rizado, un gramófono en silencio, una tabla para mesa y escritorio, un banco, una cómoda.
Para moverse sin la ayuda de spiderman habilitaron en el muro los tacos que utilizan los alpinistas en sus pistas verticales de práctica. Pintaron la superficie de amarillo y zapote.
Es de suponer que los artistas brasileños no ofrecen una solución de vivienda social. Habría que imaginar los nuevos barrios con casas de una sola pared, en fila, sin ventanas y los habitantes moviéndose como lagartijas, y los parques en las alturas.
En Pereira, en la fachada de piedra fría del Banco de la República, sobre la carrera novena, pusieron 19 carteles. Se trata de una idea del artista Rafael Ortíz con un equipo de mujeres de diversas disciplinas. Ellas han propuesto a los raudos o indecisos usuarios de la acera un paisaje alterado.
Los 19 carteles alineados ofrecen a la sensibilidad o indiferencia urbana una trasgresión. Por una parte sacan la obra del museo, recinto cerrado, y la exponen a la intemperie. Por la otra rescatan la vieja costumbre, ahora prohibida, de utilizar la pared para las expresiones de secretos, amores, libertad, mensajes cifrados, burlas a la tiranía. Quién sabe si un desarrollo de este oficio clandestino y muchas veces anónimo sean los grafitos de hoy, que como van los tiempos se erigirán en el muralismo de la actualidad.
Ortíz y su grupo ponen letras, palabras, textos de los libros históricos, de la gente de la calles, de los poetas. No transcriben anuncios viejos de funeraria. Ni las quejas obreras contra el patrón. Tampoco de esa forma sobreviviente del rumor: el pasquín escandaloso.
Aquí, en la Pereira reconstruida, con su transporte reciente de rutas precisas y paraderos fijos, mientras la luz de ensueño despierto del valle de Risaralda se esparce como llovizna sobre las calles estrechas, sobre los árboles, y el Bolívar desnudo sucio por la porquería agria de las palomas, aquí, la instalación de los carteles enfrenta a las mujeres al estereotipo aplicado a las pereiranas.
Desconozco de dónde pudo surgir una idea que en el mejor de los casos sería un secreto inexpugnable de caballeros. Sin embargo, al juntarse los hilos distintos de la leyenda, parece que es una nominación tan injusta como equivocada. Se confunde un oficio que perdió su justificación milenaria con el oprobioso estado de necesidad de ahora.
En alguno de los carteles se lee al historiador que cuenta cómo unas mujeres salieron desnudas de su casa a bañarse en el río. Nadie sensato puede confundir esa admirable libertad con las putas. Me parece una anticipación de las de Aviñón de Picasso y las del baño turco de Ingres. Pero, el ojo humano tan malicioso, desdeña la belleza.

*Escritor

rburgosc@postofficecowboys.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese