Indicadores económicos
2017-06-28

Dólar (TRM)
$3.025,28
Dólar, Venta
$2.905,00
Dólar, Compra
$2.715,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.411,91
UVR, Ayer
$251,08
UVR, Hoy
$251,16
Petróleo
US$44,24

Estado del tiempo
2017-06-28

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 10:15

Marea max.: 16 cms.

Hora: 02:44

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-06-28

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Esguinces a la estampilla

La medida preventiva de suspender el cobro de la estampilla “Universidad de Cartagena a la Altura de los Tiempos”, dispuesta por el Tribunal Administrativo de Bolívar, es una mal presagio para la educación pública superior en la ciudad.

Si algo ha permitido que nuestra Universidad de Cartagena conserve su prestigio académico y avance en cobertura, calidad, investigación y proyección social, son los recursos económicos necesarios, sin tener que padecer el drama de otras universidades, condenadas a una mendicidad histórica vergonzosa.
Una de las fuentes de ingresos que permite tal estabilidad es la estampilla, cuyo mayor producido proviene de Ecopetrol, pero no por voluntad propia de la entidad estatal, sino por los pleitos jurídicos numerosos que ha impulsado exitosamente el Alma Mater para hacer valer el derecho de recibirlos, ante las pretensiones de desconocimiento.
No es fácil entender que la riqueza generada por los recursos petroleros de la nación sea tan esquiva a la financiación de la formación de profesionales en las propias instituciones del Estado y que desde el sector público se apele a una variedad de esguinces y artimañas para evitar que tales dineros queden en el marco regulatorio de la autonomía universitaria.
Hace pocos meses la ciudad y el país presenciaron la reacción fuerte y decidida de los diferentes estamentos universitarios locales, que cerraron filas ante las intenciones de quitarle a la Universidad el manejo directo de los recursos de la estampilla, como resultado de acciones (de autoría dispersa) surgidas e impulsadas en el Palacio de la Proclamación.
Cuando el incidente se consideraba superado y la comunidad universitaria disfruta de sus vacaciones de fin de año, surge una decisión judicial sorpresiva y controversial, que amenaza con desestabilizar la primera universidad pública de Cartagena, bajo unos argumentos que parecen reñir con la lógica.
Argumenta Ecopetrol en su demanda de nulidad, que hubo extralimitación tanto de la Asamblea departamental como de la Gobernación al expedir la resolución No. 12 de 1.997, al ajustar el producido de la estampilla (60 mil millones de pesos) a los índices económicos de cada año, con lo que supuestamente se violaría una norma superior. Al admitir tal demanda y ordenar la suspensión del cobro, el Tribunal parecería establecer que en Colombia los impuestos y contribuciones son estáticos, o que la dinámica de reajustes anuales en todos los productos y servicios, debe ser excepcional para la referida estampilla.
No hay que ser un economista experto para saber que si una renta no se actualiza, disminuye, en perjuicio del propósito para el cual fue creada. En este caso la estampilla Universidad de Cartagena es soporte para el pago de la seguridad social de empleados, pensiones, inversión en infraestructura, investigación y dotación tecnológica para la formación académica.
La ciudad debe estar atenta y vigilante a un manejo eficiente y transparente de tales recursos y evitar las nuevas intenciones de despojo por vía judicial, con lo que se propinaría un golpe mortal a la educación pública local y consecuentemente a las posibilidades de formación profesional de los más pobres.

*Trabajador Social y periodista, docente universitario, asesor en comunicaciones.

germandanilo@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Si le quitan a la Universidad

Si le quitan a la Universidad esta fuente de ingresos , este ente de educacion superior tendra problemas graves , pues el departamento hace tiempo que no da el aporte al cual esta obligado y solo de vez en cuando da en pago un inmueble como el claustro de la Merced y el Hospital san Pablo .

Buena la nota . Pero tambien

Buena la nota . Pero tambien es hora de el departamento de Bolivar le pague puntualmente su aporte a la Universidad de Cartagena y otra cosa , ¿ Porque el Distrito de Cartagena , del cual procede mas del 86% de los estudiantes de la Univesidad de Cartagena , no le da ni un peso a este establecimiento ?

Estoy de acuerdo en que a la

Estoy de acuerdo en que a la universidad publica se le debe dar todo el apoyo, pero también debo decir que es una gran responsabilidad administrar en forma eficiente el ente del saber, si estamos aportando dinero para que se mantenga, es un deber de los que están vinculados administrativamente, de darle un manejo adecuado a los recursos. Es lamentable el estado de abandono físico al que se encuentra sometida la Universidad, y peor aun el caos administrativo que reina, Sin mencionar el indice de cobertura tan bajo que maneja.

Estoy totalmente de acuerdo

Estoy totalmente de acuerdo con usted profesor. Hay que preguntarle a los magistrados donde fue que estudiaron el derecho o qué marca de cigarrilloa están fumando.

Eato no es un esguinse. Esto

Eato no es un esguinse. Esto es una falta que amerita TARJETA ROJA para los magistrados del Tribunal Administrativo de BolÍvar que, de seguro, la mayoría son egresados del Alma Mater. No hay peor cuña que la del propio palo. El interrogante de por qué el municipio no aporta al funcionamiento de la Universidad es algo que de lo que siempre nos hemos preguntado los cartageneros.

CONTINUO: Rectifico: Esto no

CONTINUO: Rectifico: Esto no es un esguince.
A veces es bueno que estas cosas sucedan para ventilar viejos asuntos que se han quedado en el olvido. Y es que no solamente de Cartagena, sino do toda la costa norte ingresan estudiantes a nuestra Universidad. ¡RESPALDEMOS A NUESTRA ALMA MATER!