Indicadores económicos
2017-08-20

Dólar (TRM)
$2.994,39
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.515,41
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,74
Petróleo
US$48,51

Estado del tiempo
2017-08-20

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 05:00

Marea max.: 27 cms.

Hora: 22:28

Dirección viento: Sur

Intensidad viento: 9 a 25 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-08-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Esquema cultural de Cartagena

La perspectiva común indica que en los últimos años Cartagena ha florecido como un epicentro de cultura obligado, y de talla internacional. Ha sido preferida sobre otras ciudades para albergar eventos de gran talante: el Hay Festival desde hace unos años, el Congreso Iberoamericano de la Lengua Española, el Festival de Música Clásica.

Además, se ha convertido en destino matrimonial por excelencia: todo tipo de personalidades locales y foráneas han decidido concretar sus nupcias en la añeja ciudad. El New York Times y el Miami Herald la han destacado como un núcleo culinario interesante, con exóticos y apacibles lugares de hospedaje, y un encantador paisaje colonial. Y en días pasados, la presencia de Plácido Domingo volvió a demostrar la gracia que poseen sus escenarios naturales para orquestar grandes muestras de cultura.
Todo lo cual señala que el nombre de Cartagena ha adquirido, dentro del mapa cultural del mundo, una connotación notoria. Indudablemente, las tendencias gastronómicas, el boom de un turismo más sofisticado, la afluencia de la crema nacional e internacional, y una presencia más diversa de extranjeros, hablan de una ciudad adorada por viajeros y con gran potencial de ser foco para eventos importantes.
No obstante, a todo ese discurso romántico de ciudad encantadora y de capital cultural hay que imprimirle un rasgo de realismo. Exaltar las virtudes es un acto necesario para el avance, pero hay que hacer un ejercicio de franqueza a la hora de evaluar esta percepción.
Sin ánimos de desdeñar la capacidad que posee esta hermosa ciudad para cautivar a viajeros de todos los rincones del mundo, hay algo que debe ser recordado: esos mismos eventos que posicionan a Cartagena como una ciudad cultural donde pueden suceder grandes cosas, revelan también la naturaleza y profundidad de sus propias fisuras.
Muchos de esos encuentros que la han puesto en el contexto internacional, revelan la fragmentación social que adolecemos. Personajes bien parecidos, en trajes de lino blanco, acompañados de sombreros panamá; fotografías alegronas en las páginas de sociales donde aparecen personalidades importantes, retratados en los barrios marginados, atraen la mirada, sí. Ostentan ese célebre encanto que atrae a los turistas a la ciudad.
Pero en el fondo, no restituyen los problemas esenciales que carcomen al cuerpo cartagenero. De hecho, el efecto que tienen es el inverso: ensanchan las distancias sociales, ratifican un orden que en pleno siglo XXI no deja de sorprender por el muchas veces absurdo cinismo que lo caracteriza. Es claro que algunos de estos eventos sostienen esfuerzos de integración, como el caso de la Fundación Salvi con el Festival de Música Clásica, y sus invaluables inversiones en los estratos menos favorecidos. Pero también es cierto que el orden que se divisa en los eventos más “exclusivos” de Cartagena, revelan eso precisamente: exclusión.
Siguiendo un ejercicio de franqueza, no es, en muchos casos, la crema de la crema cartagenera la que se encarga de incentivar el caudal cultural. De hecho, muchas veces, ciertos eventos de cultura interesantes son vistos con cierto desdén, o simplemente son ignorados. Pero sí es la crema de la crema uno de los segmentos sociales más equipados para realzar, incentivar y materializar cultura de peso. El ejemplo de la Fundación Salvi es el ejemplo perfecto.

*Historiadora, periodista y escritora

rosalesaltamar@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese