Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-06

Dólar (TRM)
$3.049,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.263,54
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$51,79

Estado del tiempo
2016-12-06

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:39

Marea max.: 16 cms.

Hora: 15:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-06

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Este humillante colonialismo (1)

Soy un colombiano más allá del rito anual de los 11 de noviembre, 20 de julio y 7 de agosto. Mi patria la forjaron Calarcá, Benkos Biohó, Pedro Romero, La Pola, Bolívar, Santander y tantos más mediante lúbricos y rebeldes polvos echados a la historia de cuyos orgasmos independentistas y en flor nació nuestro país.

Fueron amores humanistas tan altos los de aquellos tiempos que aún oímos, costeños del Caribe y el Pacífico, andinos de nuestra geográfica columna vertebral y llaneros de horizontes que trazan invisibles líneas fronterizas, el estropicio de las copulaciones habidas durante el himeneo telúrico de su procreación entre el sueño libertario que ideó a Colombia y su nascencia visceral en el maternal americanismo de su vientre.
Violentada por truenos de la invasión europea, dizque descubrimiento según historiadores hispanófilos, la ignota Indigenia resistió primero con bravura la acometida de los extraños que la realizaron y luego, movida por heroicos antepasados, hizo la guerra de independencia creadora de Colombia que debiera ser ya, y aún no lo es, Patria de verdad, Patria-Patria, nuestra, de barro, alientos y sudores revolucionarios, igual que de vientos, fuegos y cenizas modelados con las heridas que contradicciones internas, brutales y fundamentalistas, hacen a su piel cuando cuchillos ardientes e inclementes la penetran y tasajean. Cadenas invisibles la sujetan a dictados foráneos.
Mi conciencia democrática se ha hecho de vibrantes gotas de sangre colombiana recogidas simbólicamente en el cuenco de mis manos para que en vez de escurrirse en el anonimato y olvido de un país que las ve caer sin verter lágrima alguna, refuercen el pensamiento que aviva el corazón del combatiente soñador que soy, armado solo de lápices libertarios que el pueblo por amarlo me dio. Mi pluma, léase bien, está untada de tinta independiente, cartagenera y liberal, y por eso grito aquí, con ella entre los dedos como machete labrador y en enhiesto estilo criollo, contra el vasallaje encubierto de los muchos dirigentes entregados al Imperio que tanto asco justificado dan.
La rubia Albión fue la primera que nos atrajo en el siglo XIX con su penacho imperial luego de que miles de cartageneros murieran durante el sitio de Morillo cuando la amurallada ciudad era el rostro emblemático de la Nueva Granada. El dolor causado por genocidio tan brutal en vez de hacerlos más neogranadinos, cuanto logró fue doblar su repudio a España la vieja metrópoli y buscar afín protección extranjera.
Pudo Cartagena ser inglesa entonces y si ello no ocurrió fue porque el Imperio frustró su deseo, comienzo del tapado pro colonialismo que nos afecta, aparentemente “bueno” por antiespañol como ese, seducidos por Albión desde cuando fue Nueva Granada y Cartagena era su ciudad bandera y por EUA luego. En el siglo XX se asomó a favor de la España falangista cuando la Hispanidad. Ahora repite con las buscadas 7 bases yanquis. Gran Bretaña ayer y EE.UU. hoy, con España de tercero ocasional, son pares en la seducción que sus imperios nos hicieron para que a la primera nos anexáramos y de los segundos si no podemos, seamos disfrazada colonia.
Ayer habría desafiado el guiño británico; hoy erguido combato el colonialismo pro yanqui.

*Abogado, catedrático, ex Representante, ex Senador, ex Gobernador, ex embajador ante la ONU.

jangossa3@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese