Indicadores económicos
2017-05-28

Dólar (TRM)
$2.913,47
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.261,92
UVR, Ayer
$250,15
UVR, Hoy
$250,19
Petróleo
US$49,80

Estado del tiempo
2017-05-28

marea

Marea min.: -20 cms.

Hora: 09:18

Marea max.: 25 cms.

Hora: 01:13

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-05-28

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Estos curas de hoy

Uno de estos días, en razón a un pésame, me encontré de pronto en la iglesia católica del Barrio Arriba en la localidad de El Carmen de Bolívar. Por coincidencia, ese mismo día de la misa de novenario, se estaba recordando por el sacerdote a un cura italiano cuyo paso por El Carmen fue notorio, como quiera que rompió muchos esquemas y se dedicó a trabajar con denuedo por las comunidades pobres, de tal forma que hoy, varios años después de su fallecimiento, la gente lo sigue recordando cariñosamente. Estamos hablando del padre Giovanni Cristini, que, entre tantas cosas, dejó la obra del asilo que hoy lleva su nombre en esa localidad bolivarense.

La iglesia a la cual concurrí, mañana del domingo, estaba repleta en su mayoría por mujeres, como si fueran ellas las únicas que tienen que cumplir con uno de los diez mandamientos, que muchos olvidan frecuentemente.
El sacerdote, al que recuerdo que se llama Dairo, recibía a sus feligreses en la puerta de la iglesia y los invitaba a pasar adelante. “Siéntense”, como si se tratara de dar la bienvenida a una fiesta. Y es que en verdad, el encuentro con Dios que los creyentes tenemos los domingos o los días que vamos al culto, es una verdadera fiesta del hombre con nuestro Padre Creador. Qué lástima que algunos piensan que es una obligación.
Cuando la iglesia estaba llena, el padre Dairo comenzó su misa y se apoyaba frecuentemente con medios audiovisuales, proyectados en el fondo, para orientar a los presentes sobre las citas bíblicas y los cantos de alabanza que tanto animan a las celebraciones religiosas. Todo el mundo participaba en la celebración. La homilía del sacerdote, aun cuando tocó varios temas y se hizo un poco extensa, no la sintieron los feligreses tan cansona ni aburrida. Por el contrario, el cura fue claro, directo y los temas los entendimos todos.
Ya estaba por concluir el acto religioso, cuando el sacerdote aprovechó para dar lectura a esos mensajes parroquiales de recordaciones y cuentas. Todo el mundo supo cuánto había ingresado a los fondos de la parroquia, en que se habían gastado y en especial, cuanto hacía falta para terminar lo que la curia se había propuesto, todo para mantener en buen estado la casa de Dios.
Así como el padre Dairo hay otros sacerdotes acá en mi departamento. Alentados, incansables, son unas hormiguitas para trabajar. Sus misas son escuchadas con entusiasmo y cuando se trata de ofrendar, la gente lo hace con confianza y entusiasmo. Uno de ellos que es un experto para erigir capillas y casas curales, me contaba cómo a su paso por uno de esos poblados de Sucre tuvo que devolver al domingo siguiente de la misa las monedas de $10 y de $20, que algunos, para que los vieran, habían echado a quien las recogía. Siempre me acuerdo cuando dijo “Dios no está pidiendo limosnas y si quieren cosas grandes, ofrenden en grande”. Al domingo siguiente, no faltaron los buenos aportantes.
Todo esto para significar que estos curas de entusiasmo, apegados a la Biblia, pero al mismo tiempo de manos de sus feligreses, son los llamados no solo a llenar las iglesias, sino a mantener viva la llama de la fe. Es la llama que no debe extinguirse, ni aún en los momentos en que soplen vientos y tempestades.

Bromayserio@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese