Indicadores económicos
2017-12-15

Dólar (TRM)
$2.999,07
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.552,39
UVR, Ayer
$252,13
UVR, Hoy
$252,14
Petróleo
US$57,04

Estado del tiempo
2017-12-15

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 19:27

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:21

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-15

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

9 - 0
Taxis
5 - 6 - [object Object]
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Expectativas de una cita

Pocos encuentros internacionales han suscitado tanto suspenso, como la Conferencia de las Naciones sobre Cambio Climático, que se realiza esta semana en Copenhague. Ciento noventa países y más de veinte mil participantes, son las cifras que dan idea de la magnitud del evento.

Es resultado de los augurios, ciertamente tremendistas, que de unos años a esta parte han venido haciendo los más acérrimos defensores de la causa verde. Y es que si la primavera llega más pronto en Europa o si reaparecen los huracanes en el Caribe, el diagnóstico de estos altibajos en el entorno de la naturaleza hace referencia al aumento de la temperatura planetaria como la única causa de tales fenómenos. La colectiva preocupación, que aproxima a ecologistas y políticos en trance de popularidad, requiere en su análisis más racionalidad y menos emoción.
Son innegables las alteraciones en los casquetes de hielo en los Polos y en muchas cadenas montañosas el mundo, así como los cambios en las mareas y otras situaciones que afectan el entorno natural. Pero, de ahí a presagiar toda suerte de futuros apocalípticos acontecimientos, hay bastante distancia. Y no es la apreciación de alguien que no presume de ser experto en estas materias. Sí son consideraciones de analistas tan calificados como Bjorn Lomborg, quien en su conocida obra “El Ecologista Escéptico” expresa: “El calentamiento global se ha convertido en la gran preocupación medioambiental de nuestros días. Nadie duda de que la humanidad ha influido en ese fenómeno y sigue aumentando las concentraciones atmosféricas de CO2, lo que influirá en la temperatura. No obstante, debemos separar las exageraciones de la realidad, si es queremos elegir el mejor futuro posible”.
Unas estadísticas citadas por Lomborg ilustran la situación examinada. Durante el pasado siglo las temperaturas aumentaron 0,6°C y en los últimos 25 años la sensibilidad climática central de 1,5-4,5°C no ha variado. Esto no significa que la luz de alerta sea inoportuna. Sólo que hay que frenar el histerismo informativo y definir responsabilidades frente al calentamiento global.
Los países desarrollados ocasionan un 65% del fenómeno meteorológico. Es de esperar que económicamente le proporcionen a las naciones menos desarrolladas los recursos que permitan, como en el caso de Colombia, evitar la tala de bosques y la adecuada conservación de la biodiversidad. Ojalá en las deliberaciones de Copenhague, las naciones con altas emisiones de CO2, como Estados Unidos, China, India y Brasil, acepten ir reduciendo dichas emisiones, y acuerden una repartición equitativa de contribuciones entre los Estados participantes en el encuentro.

*Abogado consultor en Minas e Hidrocarburos.

marcan2@etb.net.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese