Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-03

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-03

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:02

Marea max.: 19 cms.

Hora: 13:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 1.8 a 9 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-03

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Frustraciones y augurios

Después de la victoria de España me quedé sin por quién apostar. Con Brasil y Argentina por fuera, mi favoritismo recayó sobre Alemania, cuyos jugadores no sólo habían ganado con cohesión en la defensa, sino, también, habían corrido detrás del balón con ardor para neutralizar los avances de sus adversarios, a los que luego atacaban con convicción, precisión y decisión, hasta encontrar los espacios que los dejaban frente a la portería con opciones de anotar.

Pero, como en todo encuentro, el resultado solo se conoce al final. Había que esperar que rodara el balón con la confianza de que los alemanes ejecutarían el rol que, conforme a la estrategia que diseñó el entrenador, les correspondía. Ellos sabían no sólo que la repentización para sorprender debe preverse en el libreto, sino también, que la concentración y la disciplina debían unirse con la técnica del individuo y la táctica del conjunto. Quien se descuidara perdería.
Eso lo olvidaron el miércoles los alemanes, como antes lo habían olvidado los brasileros y los argentinos. Estos, en contra de su tradición, nunca actuaron como equipo. Maradona, partiendo del potencial de sus individualidades, se la jugó por la improvisación y los favores de los árbitros. Desaprovechó su capacidad de convocatoria y no redactó las partituras que requería su onceno para interpretar una pieza con poder de deslumbramiento y de agresión. Faltaron la armonía y la compactación. Por eso presentó deficiencias en la defensa y sus delanteros lucieron sin coordinación y contundencia. Es una lástima que un grupo de genios anduviera al garete.
La eliminación de Brasil causó más pena. La sincronización que mostró nos permitió a los suramericanos ilusionarnos con le sexta conquista, sobre todo cuando terminó el primer tiempo del juego contra Holanda. Pero se desmoronaron frente al infortunio de un autogol. Quizás porque creyeron que bastó el esfuerzo del inicio y menospreciaron al rival. Entonces perdieron la cordura y la capacidad de reaccionar ante la adversidad, las claves para no sucumbir o, por lo menos, para caer con decoro, como lo demostró Uruguay.
Ahora, con la evidencia de que el fútbol de Europa continúa imponiéndose sobre el de Suramérica, presenciaremos la final que protagonizarán dos oncenos que nunca han logrado alzar el trofeo. Uno, sin éxito, ha disputado dos finales. El otro por fin accede a una final. Ambos tienen el mérito de haber sorteado los escollos. Sus entrenadores, con la prudencia del sabio, han evitado hacer la fiesta antes de tiempo. Anticipar el resultado no les es posible, salvo que gozarán de la capacidad de predecir que ha enseñado Paul, el pulpo, cuya cabeza tiene precio tanto en Argentina como en Alemania.
Pero Paul, el pulpo, no predice desgracias, como creen quienes proponen sacrificarlo. Sólo acierta. No obstante, por su seguridad debería abandonar los augurios sobre el campeón y venirse a Colombia, en donde hay más de un aspirante a ministro dispuesto a atenderlo por el interés de develar los favoritismos de Juan Manuel. De paso también develaría la incógnita de Uribe sobre la sinceridad de Chávez respecto a su continuador.

*Abogado y profesor universitario.

noelatierra@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Jajajajajajajajajaja !!!

Jajajajajajajajajaja !!! Pobre Pulpo !...,la "suerte" en estos dias no acompana a nadie.La HONESTIDAD son bombas nucleares para el mal intencionado,el bandido camuflado y el imparable vampiro desvergonzado.Le deseo SUERTE a mi presidente ! Y al Dr,Uribe un descanso perpetuo.